José Cavero.- Los distintos modos de sacrificar toros.

Actualizado 28/07/2010 14:00:31 CET
Actualizado 28/07/2010 14:00:31 CET

José Cavero.- Los distintos modos de sacrificar toros.

MADRID, 28 Jul. (OTR/PRESS) -

Ocho meses después de que el Parlamento catalán decidiera debatir una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) con la petición de que se prohíban las corridas de toros llega el momento de conocer la decisión de los grupos políticos. Cataluña podría convertirse este miércoles en la segunda comunidad -junto a las Islas Canarias (Ley 8/1991)- en prohibir definitivamente las corridas de toros, en una votación que se prevé ajustada y que, con toda seguridad, provocará sentimientos encontrados entre las partes implicadas en el proceso: los amantes de la tauromaquia y los defensores de los derechos de los animales. Pero, a falta del resultado de la votación, ¿cuál es la realidad del mundo del toro en España?

Los datos que ha proporcionado el diario Veinte Minutos son estremecedores: el año pasado, 10.247 toros y novillos murieron en las 2.684 celebraciones taurinas celebradas (corridas, festejos y festivales). Esto supone que, cada día, unos 28 animales de media, entre toros y novillos, fueron sacrificados en fiestas populares. Pese a todo, fallecieron 3.192 menos que el año anterior. También disminuyó apreciablemente el número de festejos (611 menos que en 2008). Las asociaciones taurinas consultadas por 20 minutos señalan como causa del descenso de festejos y de toros muertos la crisis económica que vive el país y consideran que, una vez superada la crisis, todo volverá a la normalidad. Por el contrario, las protectoras de animales y organizaciones antitaurinas dicen que el mundo del toro está perdiendo adeptos gracias a las campañas de protesta contra el popular festejo y el paso generacional.

Según han relatado El País y 20 Minutos, representantes de la organización World Society for the Protection of Animals (WSPA) entregaron este lunes en el Parlamento de Cataluña 140.000 firmas de ciudadanos de 120 países contra las corridas de toros. La WSPA quiere expresar así su apoyo a la iniciativa de la organización Prou! (Basta), que ha impulsado la iniciativa legislativa popular contra las corridas de toros en Cataluña. La propuesta de Prou! llega al debate final de este miércoles con un pequeño margen de ventaja para los antitaurinos, puesto que la mayoría de los diputados de CiU, el mayor grupo de la Cámara, son partidarios de la abolición. Pero, pese a que todo indica que la prohibición saldrá adelante, aún no está dicha la última palabra. ERC (21 diputados) e ICV (12) han confirmado que votarán a favor de la propuesta, mientras el PP (14) y Ciutadans (3) dijeron que la rechazarán. De manera que todo queda en manos, por tanto, de los dos grandes grupos: PSC (37) y CiU (48), cuyos diputados no tienen una postura común, y cuyos partidos han decidido darles libertad de voto.

Fuentes del PSC aseguran que se espera que más de la mitad de sus diputados voten a favor de la prohibición. CiU también confía en que salga adelante. Ante este panorama, Ciutadans advirtió que si se terminan prohibiendo las corridas, Cataluña tendrá un "pedazo menos de libertad" y será una comunidad "menos plural". El PP catalán fue un poco más allá y aseguró que su partido ya está estudiando presentar iniciativas parlamentarias en el Congreso y en el Senado si se prohíben.

Pero hay otras fiestas con animales más crueles que se celebran en España, además de las corridas de toros. En 20 minutos se destacan, en particular, cuatro "celebraciones" taurinas, a las que hay que añadir los "correbous" típicos de las Tierras del Ebro, que también se han llegado a votar en el Parlament de Cataluña.

- El Toro de la Vega (Tordesillas, Valladolid). Persecución mortal. Se celebra en septiembre. Es una tradición del siglo XV. El toro es perseguido en la vega del río Duero por lanceros a caballo que tienen que matarlo. Hasta hace unos años, el que derribaba al animal se llevaba de premio los testículos. El que acierta con la lanza al corazón es el ganador y recibe la lanza de oro de manos del alcalde. Está considerada de interés turístico nacional.

- El Toro de Medinaceli (Medinaceli, Soria). Se celebra en noviembre. Tradición del siglo XVI. El toro es atado por los cuernos para inmovilizarlo y encajarle así en la cabeza unos artilugios metálicos con grandes bolas de material inflamable. Los toros de fuego, como se les conoce, también son muy populares en Valencia, donde más de 140 municipios los incluyen en sus festejos.

- Toros enmaromados. También llamados ensogados. Las reses son sujetadas por la cabeza para atarles los cuernos. Luego son arrastrados por las calles. Estos festejos son típicos en media España: Aragón, Navarra, La Rioja, Andalucía, Valencia y, sobre todo, en Castilla y León. El más famoso es el de Benavente (Zamora), en junio.

- El Toro de San Juan (Coria, Cáceres). Se celebra en junio durante la festividad de San Juan. El toro es soltado por el recinto amurallado de la ciudad y, como si fuese una diana, se le lanzan soplillos (gruesos alfileres) que se clavan en su piel. Después se le dispara un tiro. Ésta es una fiesta que data del siglo XVI.

Todas ellas, demostraciones, para unos, salvajes, dignas de ser exterminadas, y para otros, sencillamente, culturales y de tradición histórica que conviene conservar...

OTR Press

Luis Del Val

El pijo ecologista

por Luis Del Val

Fernando Jáuregui

'Quins collons', dijo Torra

por Fernando Jáuregui

Antonio Pérez Henares

El doctor Jekyll y mister Hyde

por Antonio Pérez Henares

Rafael Torres

600 heridos

por Rafael Torres