José Cavero.- Llegan los primeros cubanos excarcelados.

Actualizado 14/07/2010 14:00:44 CET
Actualizado 14/07/2010 14:00:44 CET

Para leer más

José Cavero.- Llegan los primeros cubanos excarcelados.

MADRID, 14 Jul. (OTR/PRESS) -

En las próximas horas llegan a Madrid los primeros siete presos políticos que han sido excarcelados en Cuba como efecto de las negociaciones mantenidas por el Vaticano y el Gobierno español con el Gobierno de los hermanos Castro. El primer grupo viaja desde La Habana en vuelos de Air Europa e Iberia, que aterrizarán en la T-4 de Barajas a primera hora de esta tarde, entre las 12.30 y las 14.00 horas, respectivamente. En el primer vuelo, viajan Léster González, Omar Ruiz, Antonio Villarreal, Julio César Gálvez, José Luis García Paneque y Pablo Pacheco y sus familiares. En el siguiente avión, de Iberia, llegará Ricardo González Alfonso, de 60 años, uno de los prisioneros de conciencia más conocidos. Padece diversas enfermedades y ha sido intervenido quirúrgicamente en cuatro ocasiones mientras estaba en prisión. Fue condenado a 20 años de cárcel y en el momento de su detención, en 2003, era presidente de la sociedad de periodistas Manuel Márquez Sterling y corresponsal de Reporteros sin Fronteras. Viajan a España, en total, alrededor de medio centenar de personas, entre los presos y sus familiares. A su llegada, serán recibidos en el pabellón de autoridades de Barajas por Agustín Santos, director de gabinete del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Por ahora, son 20 los disidentes que han comunicado el deseo de ser enviados a España, al menos de forma transitoria, puesto que podrán decidir si quieren trasladarse a otro país, según ha informado la Iglesia cubana. Todos los excarcelados estarán en España en libertad y disfrutarán de plenos derechos, además de contar con el apoyo del Gobierno español para poder encontrar una vivienda, según ha explicado Moratinos. El régimen cubano se ha comprometido a liberar a 52 presos de forma gradual en un plazo de cuatro meses, una decisión que se enmarca en el diálogo abierto con la Iglesia católica cubana y que cuenta con el apoyo del Gobierno español. Todos son integrantes del llamado 'Grupo de los 75', opositores condenados a penas de hasta veintiocho años en lo que se conoce como la Primavera Negra de 2003. Después de esta primera tanda, viajarán a España más presos, una vez que han aceptado venir de forma voluntaria después del ofrecimiento que Moratinos hizo al régimen castrista en su reciente visita a La Habana.

Según se ha relatado desde La Habana, este primer grupo de siete presos políticos cubanos llega a Madrid junto a una treintena de familiares "después de un lunes de infarto". Los presos fueron trasladados desde la principal cárcel de la capital al aeropuerto, donde se encontraron con sus familias, fueron entrevistados por personal del Consulado español y solicitaron formalmente el visado. El objetivo de este trámite era comprobar que no se trata de una deportación, sino que su salida del país es voluntaria. Todo ello ocurría mientras, después de cuatro años de ausencia, Fidel Castro reaparecía en un programa de televisión para analizar "los peligrosos acontecimientos en Oriente Próximo".

La tramitación de los documentos de viaje de los presos se hizo a toda prisa y duró hasta momentos antes de la salida de los vuelos de Air Europa e Iberia, esta madrugada, hora española. Los opositores viajaron a Madrid en vuelos regulares de ambas compañías acompañados por funcionarios del Consulado español. Diversas fuentes han confirmado que un segundo grupo de prisioneros de conciencia saldrá hacia España este martes por la noche, aunque se desconoce su identidad. La información es manejada con gran discreción por la embajada española y el Arzobispado de La Habana. La líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán, explicó que de los 26 prisioneros políticos consultados hasta el domingo por la Iglesia, 20 se han manifestado dispuestos a salir de Cuba, mientras que otros seis han planteado que no, que se quedan en su Patria. Todavía no se sabe que ocurrirá con ellos.

El presidente cubano, Raúl Castro, se comprometió el 7 de julio con el cardenal Jaime Ortega y el ministro español de Asuntos Exteriores. Miguel Ángel Moratinos, a excarcelar a los 52 presos de conciencia del Grupo de los 75 que quedan en la cárcel, siempre y cuando España los recibiera. Según el acuerdo, los familiares de los presos podrán regresar a Cuba libremente y no perderán vivienda ni propiedades, mientras que los ex reclusos deberán obtener una autorización para volver, explicó Moratinos. Fidel Castro, ese mismo 7 de julio, reapareció en un lugar público -un centro científico- después de cuatro años de ausencia, y regresó anoche a la televisión cubana en un programa grabado con anterioridad, de aproximadamente hora y media, a modo de entrevista, con participación de un periodista y dos académicos. El ex mandatario, que en agosto cumplirá 84 años, habló sobre una posible guerra en Irán, que consideró "el mayor desafío de la administración Obama". Se le vio lúcido y bien de salud, aunque muy delgado. Desde 2007 Fidel Castro no concedía ninguna entrevista a la televisión cubana.

Sobre la suerte de los cubanos que lleguen a Madrid tendremos, sin duda, abundante y puntual información...

Para leer más

OTR Press

Carmen Tomás

El miedo cambia de bando

por Carmen Tomás

Victoria Lafora

Juan Marín 'dixit'

por Victoria Lafora

Antonio Casado

Orfandad representativa

por Antonio Casado