José Cavero.- Al PP este Gobierno le gusta mucho menos.

Actualizado 22/10/2010 14:00:31 CET

MADRID, 22 Oct. (OTR/PRESS) -

Es difícil averiguar si un Gobierno complace o disgusta a la oposición. Se supone que cuanto peor, mejor, cuanto peor sea, más complacerá a la oposición. Y se supone, asimismo, que nunca será totalmente sincero, en manifestaciones públicas y formales, como para reconocer que "en adelante les irá peor porque el Gobierno es mejor"... Y sin embargo, algo de eso parece que ha sucedido esta vez, según se ha sabido gracias a un micrófono indiscreto que grabó una conversación de dirigentes del PP. De manera que hay dos reacciones del PP sobre el nuevo y remodelado Gobierno. De un lado, la de Mariano Rajoy, quien insistía, tras conocer la gran remodelación llevada a cabo este miércoles por Zapatero, que lo que se necesitaba no eran nuevos músicos, sino "otro director de orquesta".

Con la batuta del líder 'popular' todos sus músicos criticaban el nuevo Ejecutivo de cara al público. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, afirmaba que Zapatero regresaba a la "vieja guardia" y que su remodelación tenía "tintes egoístas". Pero, como por la boca muere el paz, horas después de estas palabras, un micrófono abierto volvía a jugar una mala pasada a la bancada 'popular'. Cospedal y el líder del PP andaluz, Javier Arenas, comentaban, a la puertas del Senado, los nuevos cambios, pero esta vez sus palabras no eran críticas sino todo lo contrario. "El Gobierno es mejor con la última remodelación", recogía un micrófono. Un senador popular cuestiona a Cospedal y Arenas si los cambios de ministros representan una mejoría del Gobierno. "En principio, sí", responde en primera instancia Cospedal, que luego es matizada por Arenas: "Bueno, no sé si mejor Gobierno, pero proyección pública, sí". "Proyección pública, sí", asiente Cospedal a esta consideración de Arenas en esta conversación en la que también estuvo presente el portavoz popular en la Cámara Alta, Pío García Escudero. Y a continuación hay un elogio de Cospedal a la nueva ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, de la que dice que "es la izquierda", a lo que el líder del PP andaluz añade que la ex consejera de la Junta de Andalucía "también es muy buena parlamentaria". La 'número dos' del PP tercia: "Y también tiene buena imagen".

Hay un aspecto de las manifestaciones de Zapatero que ha puesto en situación de alarma al PP y en particular a Rajoy: cuando el presidente hace referencia a la situación de ETA y de los abertzales que le presionan para que abandone de una vez por todas las armas, Zapatero expresa su esperanza de que esas posiciones de los abertzales, por ejemplo Otegi, no sean en balde. Y esa confianza y esperanza alarma a Rajoy, que parece adivinar otro proceso como el que hace unos pocos años germinó en la voladura de la Terminal 4 de Barajas. Rajoy advierte que estará especialmente atento, como ya lo ha venido estando, sobre los movimientos de los abertzales y sobre eventuales entendimientos del gobierno con tales abertzales, por ejemplo, para permitir que puedan presentarse a las elecciones municipales y forales vascas. Esa pudiera llegar a ser "la gran baza" que Rubalcaba y Jáuregui ofrezcan en bandeja a Zapatero al final de una legislatura especialmente complicada, pero que pudiera tener el fin feliz de una ETA que declara su propio punto final a casi medio siglo de crímenes en nombre de "la nación vasca".

En el PP se empiezan a analizar esos nuevos planteamientos con los que llega el remodelado Gabinete de Zapatero, que definitivamente ha aparcado la eventualidad de una anticipación de elecciones para centrarse en otras prioridades: la creación de empleo, la reforma de las pensiones, la política de información de lo que hace, el final de la banda ETA...

OTR Press

Fernando Jáuregui

Pablo Iglesias no quiere al Rey

por Fernando Jáuregui

Cayetano González

Desprestigio exprés

por Cayetano González

Rafael Torres

El voto del discapacitado

por Rafael Torres

Fermín Bocos

El precio del poder

por Fermín Bocos