José Luis Gómez.- A vueltas con España.- Cuatro años de bloqueo.

Actualizado 18/04/2010 14:00:54 CET
Actualizado 18/04/2010 14:00:54 CET

José Luis Gómez.- A vueltas con España.- Cuatro años de bloqueo.

MADRID, 18 Abr. (OTR/PRESS) -

El bloqueo de la sentencia sobre el Estatuto catalán, decidida por seis votos a cuatro en el Tribunal Constitucional, deja ahora la ponencia de la misma en manos de Guillermo Jiménez Sánchez, un magistrado elegido a propuesta del PP; es decir, el partido que presentó el recurso y que se paseó por toda España recogiendo firmas contra el Estatut, en cuyo texto, aprobado en referendum, observa inconstitucionalidad en 114 artículos y en varias disposiciones, de modo que aspira a hacerle una buena poda.

A estas alturas ya vamos por la sexta ponencia del Estatut, lo cual no hace más que profundizar en el deteriorado prestigio del Constitucional, un tribunal de doce miembros de los que cuatro tienen el mandato caducado y en prórroga, con el añadido de que otro ha fallecido y otro fue recusado. En paralelo, el PP sigue al margen de la llamada centralidad política catalana que forman PSC, CiU, ICV y, a su manera, también ERC, por lo que no sorprende que el socialista José Montilla y el nacionalista Artur Mas coincidan a la hora de plantear como inexcusable la renovación del Constitucional; máxime ahora que el texto de la ponente progresista Elisa Pérez Vera fue votado y derrotado por una mayoría conservadora.

Cuatro años de bloqueo en el Constitucional parecen más que suficientes, aunque PP y PSOE siguen sin dar señales de vida acerca de la renovación de los miembros del tribunal. Lo más probable, por tanto, es que Guillermo Jiménez haga su intento de superar el dichoso bloqueo, si bien sorprendería que un eventual resultado se conociese antes de las ya próximas elecciones catalanas, a las que el PP, para mayor gloria de CiU, volverá a acudir empecinado en marginarse en la comunidad con más clase media de España.