2 de junio de 2020
 
Publicado 18/03/2014 12:00:18 +01:00CET

Escaño Cero.- Cambio de ciclo

MADRID, 18 Mar. (OTR/PRESS) -

Pues sí, Alfredo Pérez Rubalcaba en el recién celebrado Comité Federal ha dejado dicho a los suyos que tienen que trabajar para "abrir un ciclo político nuevo", o sea que se tienen que poner las pilas para ganar por la mano al PP en las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mes de mayo.

Para Rubalcaba ganar las elecciones europeas es importante, porque eso significaría un primer paso para el cambio de tendencia en las urnas, y en segundo lugar porque le afianzaría como principal dirigente del PSOE y por tanto podría aspirar sin demasiados problemas a ser el candidato en las generales.

La verdad es que no creo que el PSOE tenga difícil conseguir un buen resultado en las urnas en las elecciones de mayo. En primer lugar porque para muchos ciudadanos son las elecciones idóneas para dar un voto de castigo al partido gobernante y poder así mostrar el descontento por las políticas que han llevado a cabo Mariano Rajoy y sus ministros.

En cuanto al PSOE será el momento de ver si los ciudadanos les han perdonado la última legislatura de Rodríguez Zapatero. Quizá por eso Rubalcaba procura pasar de puntillas cuando se trata de recordar esa etapa en la que el estuvo en el Gobierno. No obstante el pasado se diluye en el recuerdo porque el partido gobernante, ahora el PP, es el que siempre se lleva la peor parte.

La lista del PSOE que concurrirá a las elecciones europeas no es para echar cohetes. Ahí están Ramón Jauregui o Juan Fernando López Aguilar, pero no es una lista que, sin desmerecer a ninguno de los que concurren vaya a despertar grandes entusiasmos.

Es una lista renovada, sí, al setenta por ciento, y paritaria, lo que sin duda es un buen tanto, pero insisto que tampoco es una lista que vaya a levantar grandes entusiasmos. Claro que a estas alturas es difícil entusiasmar a los votantes, sorprenderles, acaso, pero entusiasmarlos es otro cantar. Lo que sorprende es que en las filas del propio PSOE haya quienes no están de acuerdo con la inclusión de José Blanco en el puesto diez de la lista. Seguramente son los mismos que cuando Blanco era todopoderoso le hacían la pelota.

Pero a lo que vamos, el PSOE parece estar haciendo los "deberes" aunque con algún inconveniente y es que su número uno de la lista, Elena Valenciano, lleva tiempo haciendo campaña pero no tiene a nadie enfrente porque Mariano Rajoy guarda celosamente el nombre de su principal candidato.

Si el PSOE gana estas elecciones, o al menos obtiene un buen resultado, eso insuflara optimismo en la actual dirección pero sobre todo dejará un mensaje subliminal entre los ciudadanos: el PP puede perder las generales.

La segunda cuestión tiene que ver con el futuro político de Pérez Rubalcaba. Verán, pese a lo que dicen sus escuderos, yo no me creo que esté haciendo un gran sacrificio por ser secretario general del PSOE. Cierto es que lo ha sido en el peor momento, porque Rodríguez Zapatero dejó el PSOE, como España, hecho papilla, pero la política es algo voluntario y el que está es porque quiere estar. Así que yo creo que Pérez Rubalcaba está porque quiere estar y creo además que quiere seguir a lo que tiene derecho.

Otra cosa es si será el mejor candidato o si el PSOE necesita un relevo, evidentemente no a la manera de Zapatero ¡líbrenos Dios de una nueva experiencia zapateril!

Ya hay algunos aspirantes engrasando sus candidaturas, como es el caso de Eduardo Madina, y quizá de la mismísima Carmen Chacón a la que sus compañeros de UGT han aclamado este fin de semana al grito de "presidenta". De manera que se equivocan quienes creen que Chacón ha ido perdiendo posibilidades. Aún así ni Eduardo Madina ni Chacón parecen preocupar demasiado ni a Rubalcaba, ni tampoco al PP.

Les contaré lo que hace unos días me decía un importante dirigente del PP: "Rubalcaba tiene demasiado pasado para ser buen candidato, en cuanto a Madina está demasiado "verde", y Carmen Chacón ha desaparecido demasiado tiempo, además tendría que "mojarse" sobre el problema catalán, el único que podría dar la sorpresa es Pedro Sánchez. Se parece al Felipe González de los setenta. Además está bien preparado, tiene discurso, y buena imagen. Sería un candidato que nos haría daño. Afortunadamente para nosotros ya se encargaran sus compañeros del PSOE en impedir que sea el candidato en las generales.

Rubalcaba no lo permitirá y los otros se tiraran a por él a degüello. Dicen que Pedro Sánchez no tiene demasiados apoyos internos, de manera que si no es candidato nosotros tenemos un problema menos".

Me sorprendió que en el PP sientan cierta inquietud ante Pedro Sánchez. Pero acaso tienen razón cuando creen que serán sus propios compañeros de filas los que le impidan llegar. Tiene las cualidades que a ellos les faltan, y sí, hay algo de verdad en que se parece al Felipe de los setenta. Ojo avizor.

"