Luis del Val.- ...o nada.

Publicado 25/12/2015 12:00:09CET

MADRID, 25 Dic. (OTR/PRESS) -

Creo que fue en el segundo gobierno de Felipe González, cuando éste le preguntó a Enrique Múgica cuáles eran sus aspiraciones políticas, y el aludido, persona sincera y sin recovecos, parece que contestó: "O ministro o nada". Y fue nada.

Me ha venido a la memoria esta anécdota porque en le encrucijada en la que se encuentra Pedro Sánchez, o logra formar un gobierno, tras impedírselo activamente a Mariano Rajoy, o va a ser nada, porque en el próximo Congreso del PSOE se va a cuestionar su liderazgo, y eso sólo se puede neutralizar teniendo poder, o sea, cargos para repartir y concesión de puestos que conlleven supuestas fidelidades. Digo supuestas, porque el agradecimiento es mucho más volátil que el humo.

Es probable que si logra lo que parece imposible, al PSOE le suceda con Podemos, lo mismo que le ha pasado a Convergencia Democrática de Cataluña con Ezquerra: que, a medida que iba engordando Ezquerra, iba adelgazando Convergencia hasta desaparecer y tener que llamarse de otra manera. Podría conseguir Pedro Sánchez la presidencia del Gobierno, pero en el PSOE habría un antes y un después, porque en las próximas elecciones Podemos --que ya se ha engullido buena parte de Izquierda Unida-- devorase un potente bocado del electorado de izquierdas del PSOE con lo que pasaría a ser la copia desechable de un marxismo de quiero y no puedo. ¡Con lo que le costó a González transformar aquél galimatías de izquierdas en una socialdemocracia sólida, al estilo europeo!

Pero todo eso se cocerá el lunes que viene, con la reunión de pastores socialistas. Y, como tantas veces ocurre, el destino de una persona va a ir unido al destino, no ya de un partido, sino de un país, porque un Gobierno de España formado por el dúo Pedro Sánchez y Pedro Iglesias, puede ser de un pintoresquismo que no nos vamos aburrir ni nosotros, ni en Bruselas.

Para leer más

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

El peaje del abrazo

por Francisco Muro de Iscar

Antonio Casado

Un bloque de gobernabilidad

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Cabalgar al tigre

por Fermín Bocos