Perder el miedo a la IA con formación y creación de talento cualificado, entre los retos de grandes tecnológicas

(I-D) La directora general de Afiniti, Alicia Richart; la directora general de IBM Consulting, Ana Gobernado; el presidente de Salesforce, Enrique Polo de Lara; el director general de SAS, Guilherme Reis; y el VP EMEA Brand & Reputation de Google,Torsten
(I-D) La directora general de Afiniti, Alicia Richart; la directora general de IBM Consulting, Ana Gobernado; el presidente de Salesforce, Enrique Polo de Lara; el director general de SAS, Guilherme Reis; y el VP EMEA Brand & Reputation de Google,Torsten - Alberto Ortega - Europa Press
Publicado: martes, 11 junio 2024 17:38

   MADRID, 11 Jun. (Portaltic/EP) -

Directivos y expertos de compañías tecnológicas como IBM y Google han insistido en que tanto desde el sector público como desde las empresas privadas es fundamental apoyar el despliegue de la Inteligencia Artificial (IA) y "perderle el miedo" por las ventajas que esta introduce en los procesos, así como fomentar esta visión positiva de la tecnología con formación y creación de talento cualificado.

   La secretaria de Estado y Digitalización e Inteligencia Artificial, Mayte Ledo, ha comentado que el mundo vive "un momento especialmente importante para todas las economías, con la transición digital" y que esto ya se está viendo en las empresas en las que se ha implementado la IA.

   Si bien optimiza y mejora la calidad en los procesos de producción, "el desarrollo de la IA también genera incertidumbres" en base a la ética, ya que debe ser una herramienta "que sea responsable y humanista", lo que ya se trabaja desde la Agencia Española de Supervisión de la IA (AESIA), ha comentado durante su intervención en la 2ª edición de 'Global Trends', organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España (AmChamSpain) y Europa Press.

   Otro apéndice que ha destacado del desarrollo de la IA guarda relación con el empleo. "Sin talento es muy difícil traccionar esta revolución de la IA", ha añadido la secretaria de Estado, que ha subrayado en que el sector público "debe ser ejemplar" en el uso de la tecnología y que las empresas, principalmente las pymes, deben hacer lo propio desde el ámbito privado.

    Han sido cuatro grandes firmas las que han comentado algunos de estos aspectos en en el bloque titulado 'Mejorando la competitividad empresarial con Inteligencia Artificial'. En él, se ha insistido en la necesidad de formar nuevos talentos y demostrar que la IA se puede adaptar a cada organización y que puede aportar muchos beneficios en el tejido empresarial de España.

   "Cualquier tipo de tendencia actual tiene que ver con la tecnología, por lo que los directivos deben emplearla para apoyar su propia visión de negocio y se debe primero priorizar su uso a corto plazo para valorar cómo les ayuda en sus procesos", ha comentado el director general de SAS, Guilherme Reis.

   Desde IBM Consulting han apoyado esta idea sugiriendo que la IA "no solo se debe aplicar para optimizar los procesos", sino que "el gran cambio viene cuando estos se reimaginan y se reinventan para traer valor a los clientes", como ha indicado la directora general de la firma, Ana Gobernado, que ha insistido en que estas herramientas presentan una serie de riesgos que "no son tan diferentes a los que se encuentran en otras tecnologías".

   "El mayor riesgo de la IA es indirecto y está relacionado con su adopción, ya que lo importante es emplear esta tecnología sin miedo y trabajar con todas estas innovaciones para aportar valor", ha señalado. En este sentido, el country leader de Salesforce, Enrique Polo de Lara, ha matizado que es esencial apostar por la "mentalidad agile", es decir, "pensar en grande, empezar en pequeño y avanzar rápido".

EMPLEO CUALIFICADO

   Las estrategias planteadas para acelerar el desarrollo, la digitalización y la formación en IA de las empresas en España también se han comentado en este encuentro, un país que, en palabras de el vicepresidente de EMEA Brand & Reputation de Google, Torsten Schuppe, cuenta con "infraestructura y planes de gobierno para apoyar la tecnología".

   Sin embargo, Schuppe ha insistido en la importancia de que los gigantes tecnológicos ayuden a fomentar nuevas habilidades técnicas. "Es una obligación, una responsabilidad, y en Google contamos con programas como Grow With Google, que a nivel global ya ha formado a más de 100 millones de personas en habilidades digitales".

   Gobernado también considera que la IA "transformará muy rápidamente el mercado laboral", pero que para aprovechar su potencial las empresas necesitan unirse. "Lo mejor que podemos hacer para educar a las nuevas generaciones es asegurarnos de que tienen un pensamiento adecuado para extraer los beneficios de la IA", ha subrayado.

   En relación a esto, el director general de SAS cree que es fundamental "ver la IA con optimismo" y pensar en ella como algo que no va a reemplazar el trabajo humano. "La veo como una explosión de nuevas oportunidades, porque la gente debe ser capaz de comprenderla e imprementarla y eso se valora", ha añadido.

   En torno a los riesgos éticos que presenta, desde Google consideran que "lo importante es ser muy abiertos, muy honestos y muy rápidos para corregirlos" en caso de que la IA resulte en alucinaciones. También Polo de Lara ha puesto el foco en la necesidad de "crear algoritmos justos" y fomentar técnicas de encriptación de datos para "anonimizar la información de los usuarios".

   "La IA está aquí para aumentar la humanidad, no para reemplazarla, por ello exige un compromiso con la transparencia. Si sabemos los casos de uso, si sabemos cómo se construye todo, tendremos más confianza en el salto hacia esta tecnología", ha concluido Gobernado.

GESTIÓN DE DATOS ESTRUCTURADOS EN EMPRESAS

   Durante el evento, también se señalado la importancia de la gestión y estructuración de datos en las empresas, además de cómo puede influir la forma en la que estos se almacenan en los costes de las organizaciones.

   Así lo ha compartido la Senior Vice President & GM, Records Management EMEA de Iron Mountain, Iwona Sikora, en su ponencia, 'El futuro de los datos'. Esta empresa, dedicada a ofrecer soluciones de gestión y protección de datos, así como servicios de almacenamiento, actualmente gestiona los datos de alrededor de 200 clientes.

   La directiva ha explicado que los datos que manejan día a día las empresas se están volviendo "cada vez más complejos" y que están creciendo de manera "exponencial". Esto hace que sea necesaria una mejor gestión, lo que se traduce en "mejores resultados de negocio" y avances en innovación.

   Solo en 2023 las empresas generaron unos 120 zettabytes de datos (esto es, 1.000 millones de terabytes); un año en el que también se produjeron 60 veces más datos que en el año 2010, resultado en parte del empleo de la IA generativa, cuyo uso genera la creación de más datos.

    "Cuándo desbloqueamos adecuadamente el poder y el valor de la empresa, podemos impulsar la innovación, una mayor eficiencia en el negocio y una ventaja competitiva", ha dicho Sikora. Al tiempo que ha incidido en que, para las empresas, el cómo se almacenan, gestionan y protegen toda esta cantidad de datos, también se ha convertido en "un nuevo imperativo".

   Uno de los principales desafíos que se presentan a la hora de almacenar datos y poder gestionar su uso de manera correcta es el de tener estructurada esta información. Esto contrasta con que actualmente, alrededor del 80 por ciento de los datos generados cada día son desestructurados, lo que significa que no se pueden utilizar para los distintos propósitos de los negocios. La mitad de estos datos son redundantes y obsoletos, lo que también aumentan el riesgo de problemas en la seguridad.

   Al eliminarlos, las empresas pueder reducir sus gastos porque se consume menos espacio de reserva, que normalmente, "es bastante caro", según Sikova, que ha dicho que muchas empresas con las que trabaja Iron Mountain pueden reducir su volumen de datos entre un 30 y 50 por ciento.

   También ha incidido en la importancia de reducir el impacto ambiental de los centros de datos y, en consecuencia, aminorar el coste de uso de los datos en la nube, que puede ascender a unos 227.000 dólares al mes (alrededor de 211.578 euros) dirigidos únicamente en energía.

   Finalmente, la directiva de Iron Mountain ha señalado que España "es un buen lugar para establecer centros de datos" debido a las prestaciones que ofrece, tanto desde los canales de fibra óptica, como desde la perspectiva de energía renovable".

Contador