Airwrap de Dyson, la última tecnología aplicada a un moldeador profesional para usar en casa

Actualizado 22/12/2018 12:25:34 CET
Moldeador Dyson Airwrap
EUROPA PRESS 

   MADRID, 22 Dic. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Dyson realizó una incursión en el mundo de la belleza con el secador Dyson Supersonic, que además de incluir un motor digital seña de la marca, su tecnología expulsa flujo de aire controlado a gran velocidad para secar el cabello y cuidarlo al mismo tiempo.

   En línea con Supersonic, y como ampliación de la gama de cuidado del cabello, la compañía lanzó al mercado a mediados de octubre Airwrap, un moldeador que sustituye la aplicación de calor extremo propia de rizadores y planchas de cabello, por un sistema de flujo de aire que da forma al tiempo que termina de secar.

   Dyson Airwrap está disponible en distintos packs, en función del número de accesorios que incluye. En Portaltic hemos tenido la oportunidad de probar el pack completo, que está compuesto distintos cabezales: un cepillo redondo para volumen, dos cepillos alisadores -suave y rígido-, dos moldeadores Airwrap (de 40mm y 30mm) y un secador (como Supersonic, pero más pequeño y alargado y algo menos potente). Todo ello llega en un estuche forrado de cuero, con el interior acolchado en negro.

EL SISTEMA DE MOLDEADO DE DYSON AIRWRAP

   Aunque Dyson Airwrap alisa el cabello, lo más llamativo de este sistema de moldeado es, precisamente, su capacidad de rizar. Para ello, combina el cabezal moldeador Airwrap con el sistema de flujo de aire para atrapar el cabello húmedo y, con aire caliente, terminar de secarlo mientras le da forma.

   Esto es posible por el llamado efecto Coanda. Se trata de un fenómeno físico que ocurre cuando un flujo de aire a gran velocidad se encuentra cerca de una superficie redondeada y tiende a redondearse también.

   En concreto, Dyson Airwrap incluye dos cabezales moldeadores, uno de 30mm y otro de 40mm, para rizos más o menos cerrados. Aprender a usarlos de forma efectiva requiere algo de tiempo y práctica, pese a que, en realidad, es bastante sencillo.

   Después de poner el cabezal de nuestra elección en el mango, éste se enciende y, entonces, se prepara un mechón no muy grueso de pelo que se tiene que acercar desde la punta. Veremos cómo el flujo de aire atrapará el cabello y hará que rodee el cabezal. Conviene contar unos segundos, hasta cinco, por ejemplo, antes de apagar el moldeador. De esta forma, el mechón rizado caerá sin que el flujo del aire lo deshaga.

      Dyson Airwrap

   Para que funcione, el mechón tiene que estar húmedo, porque lo que hará el moldeador será dar forma con el aire caliente a medida que lo seca. La práctica ayudará a mejorar el resultado. Pero en nuestra experiencia, más que rizar, el moldeador ayuda a crear ondas más o menos definidas, según el tiempo que lo mantengamos.

    Es cierto que al apagar el mango, el mechón cae formando un tirabuzón, pero es fácil que se deshaga en poco tiempo. Para que aguante más, conviene, antes de apagarlo y soltar el mechón, cambiar la temperatura del aire a frío y, posteriormente, una vez creado el rizo, echar algún tipo de fijador.

ACABADO PROFESIONAL EN CASA

    El efecto Coanda, no obstante, tiene más aplicaciones aparte de ayudar a ondular el cabello. También ayuda a alisarlo. Para ello, Dyson Airwrap cuenta con dos tipos de cabezal, un cepillo redondo y un cepillo alisador.

   El cepillo redondo de Dyson Airwrap es, en líneas generales, igual que un cepillo redondo normal. La diferencia radica en que, en lugar de hacer uso de un secador, aquí es un cabezal que expulsa desde el interior un chorro de aire.

   En el caso del otro cepillo, el cepillo alisador, su uso es el mismo que el de un peine: hay que cepillar el pelo de las puntas a las raíces, y el flujo de aire caliente se encargará de ir alisándolo.

   En ambos casos, el pelo se seca a medida que se pasa el cepillo elegido. Con el primero, obtendremos algo más de volumen, para un resultado más natural. Con el segundo, el pelo quedará más lacio desde las puntas. Usar uno u otro es cuestión de preferencias.

TODO EN UNO

    La gran ventaja que presenta Dyson Airwrap es que en un mismo pack ofrece cabezales para distintos acabados. Esto significa que no necesitas tener un secador, una plancha de pelo, un cepillo redondo, un rizador o tenacillas. Cada uno de estos dispositivos tiene un equivalente como cabezal y solo hay que elegir el que queramos en ese momento.

   Además, el sistema de flujo de aire caliente reduce considerablemente la temperatura a la que exponemos nuestro cabello lo que, a la postre, nos ayudará a mantenerlo más sano. Dyson Airwrap tiene tres opciones de temperatura: una de aire frío y dos de aire caliente. Aun con la opción de aire caliente de mayor temperatura, no nos vamos a quemar, y esto es algo que también agradeceremos a la hora de manipularlo, porque no nos quemaremos los dedos.

   La gran pega es, sin embargo, su precio. El pack completo tiene un precio de 499 euros, si bien hay otras opciones por 449 euros: un pack incluye un cabezal de secador, cepillo redondo, un cepillo alisador y el moldeador de 30mm; otro, mantiene el secador y el cepillo alisador e incluye los dos cabezales moldeadores de 40mm y 30mm.

   Se trata de una inversión. La tecnología de este dispositivo se enfoca al cuidado del cabello; evita el uso de temperaturas extremas al hacer uso de un flujo de aire caliente. Compensa si tenemos en cuenta que comprar por separado secador, cepillos, plancha y tenacillas de calidad también tiene su coste.

    Algunos comercios donde se ha puesto a la venta ofrecen una prueba de producto antes de comprarlo. Recomendamos dejar que alguien que haya aprendido a usar Dyson Airwrap muestre de lo que es capaz antes de decidir si hacer o no la inversión.

Contador