Con ROG Phone, Asus apuesta por un sistema personalizado y un 'pack' completo para el 'gaming' móvil

Actualizado 14/01/2019 11:35:12 CET
Asus ROG Phone
ASUS

   MADRID, 13 Ene. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Asus presentó el pasado mes de noviembre en España su nuevo teléfono móvil, ROG Phone, con el objetivo de encabezar el incipiente mercado de móviles específicos para jugar a videojuegos, al que en el último año han llegado dos grandes exponentes a nivel de títulos como son Fortnite y PUBG Mobile.

   ROG Phone, presentado en Computex 2018 y que desembarcó en España en noviembre, destaca tanto por unas especificaciones técnicas que soportan un uso exigente para videojuegos como por las características específicas de su sistema para el 'gaming', con las que el juego resulta fluido.

   A nivel técnico, ROG Phone resiste la comparación con los actuales terminales de gama alta del mercado. Utiliza el procesador Snapdragon 845, buque insignia actual de Qualcomm, al igual que el OnePlus 6T y el LG V40 ThinQ, pero con la diferencia de que su rendimiento está acelerado a 2,96 gigahercios, algo por encima de los 2,8 GHz que trae este chip de serie.

   El 'smartphone' de Asus cuenta también con una memoria RAM de 8GB, al igual que las versiones más potentes del Samsung Galaxy Note9 y el OnePlus 6T, y por encima de otras gamas altas como Huawei Mate 20 Pro y LG V40 ThinQ. En cuanto a almacenamiento, ROG Phone se queda en los 128 GB (Note9 llega a 512 GB), aunque no resulta un requisito esencial para los 'gamers'.

   A nivel técnico resulta un teléfono potente, y resiste el uso de varias aplicaciones al mismo tiempo, incluso videojuegos. Destaca también por el uso de una batería de 4.000 mAh, con autonomía para varios días de uso cotidiano, de idéntica capacidad al Galaxy Note9.

CARGA RÁPIDA QUE PREVIENE EL CALENTAMIENTO

   Además, incluye un sistema de carga rápida que se complementa con un sistema que previene el calentamiento del móvil durante la carga, según Asus, pero que en la práctica no consigue evitarlo del todo: más bien, evita que el calor interfiera de manera negativa en el funcionamiento del teléfono.

   Su mayor inconveniente técnico se encuentra en su sensor de huella dactilar, ubicado en la parte trasera, que puede resultar poco preciso debido a que tiene una forma estrecha que obliga a recorrer el dedo por el sensor y no solo acercarlo a él. Esto se debe a su diseño típicamente 'gaming' que mezcla cristal y aluminio en la parte trasera con bordes metálicos que facilitan el agarre y cobre para disipar el calor.

   La estética para videojuegos queda representada por el logotipo de la gama Republic of Gamers de Asus en la parte trasera, que gracias a la función Aura puede iluminarse de forma dinámica. Además, permite programar el tono y la frecuencia de cambio de los colores, como sucede por ejemplo en los teclados para 'gaming'.

   El diseño del terminal de Asus incluye también una cámara trasera de doble sensor (16+12MP), con una forma trapezoidal geométrica y que ofrece funciones de Inteligencia Artificial y reconocimiento automático de escenas con las que logra buenos resultados.

FUNCIONES 'GAMING' CENTRADAS EN SU SISTEMA

   Más allá de sus especificaciones, la clave de ROG Phone se encuentra en sus optimizaciones para 'gaming', centradas en su sistema operativo, que le hacen rivalizar con una gama incipiente de terminales para jugar a videojuegos, como el Razer Phone o el Black Shark de Xiaomi.

   Como primer escaparate para los videojuegos se encuentra su pantalla AMOLED de 6 pulgadas y tasa de refresco de 90 hercios, que proporciona imágenes nítidas y movimiento fluido. Esto se acompaña por una buena calidad de sonido 3D para los videojuegos y la reproducción de contenido audiovisual en general a través de un altavoz de cinco imanes, así como de sus micrófonos internos con reducción de ruido pensados para los juegos cooperativos.

   Entre las funciones del sistema se encuentran también el modo X, que libera espacio de la RAM de procesos en segundo plano para dar soporte a los juegos. El sistema operativo de ROG Phone está optimizado con detalles adicionales entre los que destacan el botón 'genio gaming', con accesos directos y una función para acelerar el rendimiento, y un centro de juegos con datos relevantes como el uso de la RAM y la temperatura interna del procesador y la gráfica.

'HARDWARE' PARA 'GAMING'

   Como detalles adicionales de 'hardware' enfocados a los videojuegos, ROG Phone se vende en un 'pack' que incluye también un ventilador que se adhiere a la parte posterior del teléfono para enfriarlo.

   Se trata de un componente útil que funciona con mayor efectividad que los sistemas de disipación de calor que usan de serie las baterías (de hecho ROG Phone dispone de una cámara de vapor 16 veces más grande de lo normal). Cuenta con un modo de intensidad automática y es también regulable, en cuatro niveles, que reduce la temperatura del dispositivo de manera notable (4,7 grados).

   A esto se añaden otros aspectos como la inclusión de un puerto de carga adicional en el lateral del teléfono para cargar el teléfono mientras se sujeta en horizontal al jugar, para que no interfiera con las manos. El ventilador cuenta también con un puerto de auriculares 'jack' de 3,5 milímetros situado en el lateral para esta orientación de juego.

   Como controles de juego, el terminal de Asus cuenta también con los AirTriggers, botones capacitivos situados en su lateral que al jugar con el móvil en horizontal pueden utilizarse como gatillos en los 'shooters' como Fortnite y PUBG. También sirven como acceso directo a juegos al apretar la parte inferior del dispositivo y resultan de gran utilidad en videojuegos aunque su precisión es algo menor que la de los botones físicos.

   Sumando todas estas funciones, Asus ROG Phone se perfila como un móvil de gama alta por especificaciones y presenta su candidatura para destacar entre una nueva hornada de móviles para 'gaming', a base tanto de personalización de 'hardware' como de funciones de 'software' exclusivas.

Contador