Los consumidores responden: las actuales normas 'anti-piratería' son "una aberración"

Google
EP
Actualizado 19/04/2010 15:10:34 CET

MADRID, 19 Abr. (Portaltic/EP) -

La Federación de Asociaciones de Consumidores Internacional ha lanzado un estudio a nivel mundial para analizar el estado actual de las legislaciones 'anti-piratería' y la principal conclusión es que la mayoría de los países antepone a las "grandes empresas" frente a los usuarios.

Facua, RedSostenible y eXgae presentaron este lunes un estudio en el que varios expertos han analizado la situación legal de los derechos de autor en 34 países, a través de 60 criterios, en respuesta a la cumbre de ministros europeos de telecomunicaciones que tiene lugar en Granada. El objetivo de este documento es el de servir de alternativa a los dirigentes europeos al informe 'oficial' de piratería, bajo el título de '301'.

"Las reglas actuales sobre la realización de copias privadas son una aberración, porque los consumidores pagan hasta tres veces por usar el mismo contenido una sola vez", recoge el texto en alusión a un informe de una asociación de consumidores italiana. Según sus cálculos, en el país transalpino una familia media gastará 100 euros extras debido a un nuevo Real Decreto en materia de derechos de autor.

En el texto, al que tuvo acceso 'Portaltic.es', resultan como países mejor valorados India, Líbano, Israel y Estados Unidos, gracias a sus "amplias" políticas relativas a la copia de materiales "con diversos fines".

En este sentido, el informe recuerda que en Estados Unidos e Israel existe excepciones para las copias privadas conocidas como 'uso justo', mientras que en Líbano la legalidad de las copias no están limitadas "sólo al ámbito de la educación", sino al uso del material "con fines recreativos".

Por el contrario, Chile, Jordania y Reino Unido son los tres países con peor valoración de la lista. En el caso de España, se encuentra en mitad de la lista e incluso se menciona a este país entre los que ofrecen un importante apoyo a modelos de negocios "alternativos".

"Si los consumidores han de pagar por el privilegio de hacer copias privadas --que puede ser una buena idea, cuando se administra de forma justa-- es importante que reciban una buena relación calidad/precio", afirma la asociación Consumer International.