Actualizado 19/01/2015 18:38 CET

Google recibe más de 18.500 solicitudes en España para ejercer el derecho al olvido

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Google ha recibido un total de 18.567 solicitudes en España para borrar enlaces siguiendo las directrices marcadas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el Derecho al olvido, según el informe de transparencia de la compañía.

   Dentro de estas solicitudes, los usuarios han reclamado la retirada de un total de 61.561 'URLs'. A día de hoy, el buscador retira un tercio de las 'URLs' analizadas (los otros dos tercios se mantienen), si bien no ofrece un dato completo puesto que todavía hay peticiones "que necesitan más información o que están pendientes de revisión".

   Google suele tramitar las solicitudes del Derecho al olvido en un plazo de 10 a 15 días. Estos datos se remontan al lanzamiento del proceso de solicitudes oficial el 29 de mayo de 2014, tras conocerse la sentencia del tribunal europeo.

   Para realizar una petición de eliminación de enlaces, Google puso a disposición de todos los usuarios de la Unión Europea un formulario para poder estudiar los casos y retirar aquellos enlaces del buscador que entren en confrontación con el dictamen del TJUE.

   En toda Europa, la compañía ha recibido 202.538 solicitudes de aplicación del derecho al olvido que afectan a un total de 733.195 'URLs'. España es el cuarto país de un ranking que encabezan Francia (41.109 solicitudes), Alemania (34.059 solicitudes) y Gran Bretaña (25.953 solicitudes).

FACEBOOK, EL DOMININO CON MÁS URLs RETIRADAS

   La red social Facebook es el dominio en el que se han retirado la mayor cifra de URL de los resultados de búsqueda (5126, en total), pero también aparecen otros dominios como Badoo (3.168 URLs retiradas) o Youtube (3082 URLs). Los diez dominios con URLs más retiradas concentran el 8% del total que se ha solicitado que se retiren de los resultados de búsqueda.

   Según Google, al evaluar cada una de las solicitudes debe tener en cuenta los derechos del usuario, pero también el interés público que pueda suscitar el contenido. A modo de ejemplo, el informe destaca algunos casos como el de una persona que solicitó la retirada de un enlace que llevaba a un artículo sobre un concurso en el que participó cuando era menor de edad, petición que finalmente fue aceptada.