Las recomendaciones de YouTube: qué es esta herramienta y por qué genera polémica

Actualizado 24/07/2019 10:15:01 CET
YouTube
YouTube - PIXABAY - Archivo

   MADRID, 24 Jul. (EDIZIONES/Portaltic) -

YouTube es actualmente la principal plataforma de vídeos en Internet del mundo, con 1.900 millones de usuarios activos cada mes, y a través de su función de recomendaciones permite a sus usuarios descubrir nuevos contenidos.

   Las recomendaciones de YouTube son una función presente en esta plataforma casi desde sus inicios. Basándose en la actividad anterior del usuario, YouTube recomienda vídeos relacionados con sus intereses. Las sugerencias se muestran en forma de columna junto a los vídeos reproducidos y también en la página principal del servicio.

   Además, YouTube permite reproducir de nuevo vídeos ya vistos, que se incluyen entre las sugerencias, y en el caso de los usuarios de la aplicación móvil, envía también notificaciones 'push' para recomendar determinados vídeos.

    Esta característica ha sido criticada recientemente por voces que consideran tóxicas las recomendaciones, mientras que sus creadores la defienden por su capacidad de dar más contexto para informar ante bulos.

    No obstante, y pese a este último carácter informativo, la compañía ha eliminado las recomendaciones de un tipo de contenido concreto, las listas de reproducción educativas, bajo el pretexto de evitar que los usuarios se distraigan con ellas y que se centren en la "lección en cuestión" que están siguiendo.

CÓMO FUNCIONAN LAS RECOMENDACIONES

   Las recomendaciones de YouTube funcionan a través de un algoritmo que se basa en la actividad del usuario en la plataforma de vídeo, así como en otros servicios de Google entre los que se encuentran el navegador Chrome o el propio buscador de Google, como se explica en la web de soporte del servicio.

   Esta información del usuario se recoge a través de su historial una vez ha iniciado sesión en su cuenta de Google, y la compañía estadounidense ofrece varias opciones para que los usuarios modifiquen las recomendaciones que les aparecen, ya sea retirando individualmente los vídeos del historial, pausando el historial o borrándolo para empezar de cero.

    En algunos casos, YouTube despliega recomendaciones temáticas relacionadas con las categorías del vídeo en reproducción, mientras que en otros, bajo la miniatura, la plataforma recoge que se trata de vídeos 'Recomendados para ti', y que varían en función del usuario.

    Las recomendaciones de YouTube se sirven de su algoritmo para proporcionar vídeos potencialmente interesantes y relacionados, pero al pulsar sucesivamente en ellas comienzan a mostrarse sugerencias de temas distintos al asunto original, de forma que el consumidor pueda descubrir nuevos contenidos.

    De esta manera, a las personas que utilizan YouTube para escuchar música, la plataforma les recomendará canciones del artista que están escuchando, de otros artistas que ya han escuchado, pero también de otros con estilos musicales similares a los que de otra manera no habrían llegado.

    Además, el sistema de recomendaciones de YouTube permite que, al estar registrado un usuario en su cuenta de Google, las recomendaciones que reciba sean más precisas y potencialmente más útiles.

    Sin embargo, es habitual que al seguir las recomendaciones de YouTube los usuarios terminen en vídeos que no están relacionados con sus visualizaciones anteriores. A menudo se trata de vídeos con títulos sensacionalistas o 'clickbait', curiosos pero de escaso valor.

    Citando un ejemplo real, al seguir recomendaciones sobre análisis comparativos de 'smartphones' y de sus cámaras, YouTube puede acabar recomendando vídeos que muestran qué sucede si se introduce un martillo en una máquina trituradora.

ACUSADAS DE SER TÓXICAS

   Las recomendaciones de YouTube han sido acusadas de ser tóxicas por el desarrollador Guillaume Chalot, precisamente uno de los ingenieros responsables de programar su algoritmo, haciendo referencia a su capacidad para consumir el tiempo de los espectadores.

    "El problema es que la Inteligencia Artificial [que usa YouTube para sus recomendaciones] no está desarrollada para ayudar a conseguir lo que quieres, está creada para que te vuelvas adicto a YouTube", defiende Chalot, que cree que "las recomendaciones fueron diseñadas para hacerte perder el tiempo".

   Chalot, fundador de la plataforma de transparencia AlgoTransparency, destaca en esta iniciativa que las recomendaciones de YouTube son responsables del 70 por ciento del total de reproducciones en la plataforma.

   En declaraciones recogidas por The Next Web, Chalot ha asegurado que "las recomendaciones de YouTube son tóxicas y pervierten la discusión cívica", favoreciendo "contenidos al borde de lo permitido que son muy atractivos pero no están prohibidos".

USOS POSITIVOS: PROTECCIÓN CONTRA CONSPIRACIONES

    Uno de los mayores peligros en YouTube es el de la difusión de vídeos que promueven la desinformación o los bulos, en especial a través de las recomendaciones, que pueden dar cabida a teorías de la conspiración, como quienes defienden que la Tierra es plana o que niegan el Holocausto.

   Desde el mes de enero YouTube reduce la aparición en sus recomendaciones de vídeos que promueban "falsas curas milagrosas a enfermedades graves, que aseguren que la Tierra es plana o hagan afirmaciones falsas sobre sucesos históricos como los atentados del 11 de septiembre".

    El pasado mes de junio la plataforma compartió los resultados de la modificación en su algoritmo de recomendaciones, asegurando que habían conseguido reducir en más de un 50 por ciento las visualizaciones de los vídeos con contenidos conspirativos.

   De esta manera, según aseguraba la compañía, los sistemas "cada vez más inteligentes" de YouTube podrán ofrecer contenido autorizado a través de las recomendaciones, uno de los principales usos positivos de este sistema que puede proporcionar más contexto al usuario que se encuentra con un bulo.

    Así, por ejemplo, si un usuario está viendo un vídeo que está cerca de violar las políticas de YouTube, los sistemas de la plataforma pueden incluir más vídeos de fuentes autorizadas en el panel 'Ver el siguiente'.

LA POLÉMICA DE LAS REDES PEDÓFILAS

   El pasado mes de febrero, a raíz de la denuncia del bloguero Matt Watson, el funcionamiento del algoritmo de recomendaciones de YouTube quedó en entredicho después de que se descubriera que ponía en contacto a redes de pedófilos de bajo nivel.

   Según se comprobó, el algoritmo de recomendaciones conducía a los usuarios pedófilos de YouTube a vídeos de menores llevando a cabo actividades cotidianas. En ellos, a través de la sección de comentarios, los adultos se organizaban formando redes pedófilas de bajo nivel.

   Como consecuencia de esta situación, marcas como Disney, Nestlé, Dr. Oetker o Epic Games decidieron retirar o paralizar sus inversiones publicitarias en YouTube, aunque la compañía se apresuró a retirar los vídeos afectados y poco después suspendió los comentarios en los vídeos protagonizados por menores.

PEwDIEPIE Y LA MATANZA DE LA MEZQUITA DE CHRISTCHURCH

    Otra de las mayores polémicas en YouTube en el último año está relacionada con el atentado terrorista de una mezquita de Christchurch (Nueva Zelanda) en el que murieron 49 personas a manos de un joven supremacista blanco que retransmitió en directo la matanza por Facebook.

    El autor se había radizalizado a través de Internet, como dejó constancia en la página 8Chan, relacionada con el popular foro 4Chan basado en imágenes, al publicar un manifiesto extremista alertando sobre la 'invasión' de Nueva Zelanda por parte de los inmigrantes de religión musulmana.

    Instantes antes de cometer el acto terrorista, su autor pronunció el mensaje "recordad, muchachos, suscribíos al canal de PewDiePie", en referencia al famoso 'youtuber' sueco que ha sido hasta hace unos meses el canal con mayor número de seguidores en la plataforma.

    Aunque el canal de PewDiePie no tiene ninguna relación con el terrorismo, voces como David Hundeyin de la cadena CNN han alertado de la posibilidad de que las recomendaciones de YouTube derivaran al autor de vídeos similares a los de PewDiePie, con humor satírico sobre minorías, a otros vídeos con posturas extremas y, en última instancia, a los foros que condujeron a su radicalización. Todo ello con YouTube como punto de partida.

    Entre estos vídeos se encuentran vídeos de conspiraciones que denuncian una supuesta colonización musulmana u otros al borde de lo permitido con personajes públicos con posturas controvertidas sobre temas como la inmigración.

    Vídeos aparentemente inocentes, como los que originaron el caso de las redes pedófilas, simplemente de menores realizando tareas cotidianas, y otros que desacreditan bulos son las luces y las sombras de YouTube, muestran que, más allá del contenido de los vídeos, las recomendaciones de esta plataforma pueden tener implicaciones negativas, pero también otras positivas, que a la postre se definen por el uso que de ellas hagan los usuarios.

Contador

Para leer más