Actualizado 13/10/2017 10:45 CET

Robots y seres humanos: 6 máquinas que mejoran la calidad de vida de las personas

   MADRID, 2 May. (EDIZIONES/Portalgeek) -

   ¿Alguna vez te has planteado cómo pueden afectar los robots a tu vida diaria? Las máquinas llegarán de aquí a unos años a una gran parte de hogares o centros de todo tipo (médicos, escuelas), ¿pero se trata de algo positivo para tu calidad de vida

El mundo de la robótica avanza a pasos agigantados y no solo en creaciones ajenas a la población normal y corriente. Uno de los aspectos que más han destacado en los últimos años dentro de este campo es el desarrollo de artefactos o dispositivos que puedan tener las personas en sus casas o a su alcance con un propósito concreto, el de mejorar ciertos aspectos de su vida(como la educación) o de su salud (tanto mental como física).

Crear uno de estos “cacharros” no es algo sencillo, ya que los humanos somos muy diferentes entre nosotros, además de muy complejos psicológicamente hablando. Son muchas variables las que entran en juego a la hora de desarrollar un hardware y una IA que realmente se adecuen y sirvan para su objetivo.

En países donde se vive un envejecimiento demográfico significativo – como es el caso de Japón o de España –, una revolución robótica puede llegar a solucionar problemas de cuidados de los ancianos. Las personas con algún tipo de discapacidad también pueden aprovecharse de estas máquinas para no tener que depender siempre de otros y que sus enfermedades sean, dentro de lo posible, más asequibles a la hora de vivir con ellas.

El problema actual que se vive con los robots es que, al ser una tecnología todavía en desarrollo, tiene como norma general un coste económico elevado. Cuando llegue el momento de la fabricación en masa, su precio bajará hasta llegar a ser asequible por muchos, como lleva ocurriendo durante años con otro tipo de tecnologías.

De momento, los científicos e investigadores nos han ido dejando algunos inventos destinados a mejorar aspectos de la vida de mucha gente. Sin importar la edad, género o condición física o psicológica, cada vez se dan a conocer nuevos aparatos que sirven de ayuda a los que más lo necesitan, y estos son algunos ejemplos de ellos.

PERROS ROBOT PARA COMBATIR LA SOLEDAD

La soledad es algo que, por desgracia, sufre mucha gente en algún punto de sus vidas. Se trata de un sentimiento complejo que puede dar lugar a depresión y ésta, a su vez, a otro tipo de enfermedades o de situaciones, como son los suicidios o intentos de.

Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Saint Louis (Misuri, Estados Unidos) revela que los perros robot forman el mismo vínculo emocional con la persona que un perro real, con lo que ayudan a combatir la soledad igual que éste.

El estudio fue realizado durante 8 semanas teniendo como sujetos a diferentes pacientes de varias residencias de ancianos y el perro utilizado para ello es un AIBO de Sony, una pequeña máquina con la que han podido interactuar durante 30 minutos una vez a la mesa, alternando esto con la visita de un perro de carne y hueso, Sparky.

Se trata de una buena alternativa para aquellas personas que por una u otra razón – personas ancianas, con demencia, discapacitados, por ejemplo – no pueden tener una mascota real en casa y quieren tenerla para no sentirse tan solos.

ROBOCOACH, UN ROBOT JAPONÉS PARA ESTIMULAR EL EJERCICIO FÍSICO EN MAYORES

RoboCoach es un robot de origen japonés creado como parte de un proyecto del Gobierno, el plan “Smart Nation”, el cual consiste en utilizar Internet y las nuevas tecnologías para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos a la par que modernizar todo.

La idea del proyecto deriva de que la población envejecida del país es mucha y los jóvenes cada vez menos, por lo que están teniendo que buscar nuevas maneras de cuidar a los ancianos sin desatender otros sectores de la industria económica del país.

El robot tiene un propósito concreto: estimular a los mayores para que hagan ejercicio y que su calidad de vida sea lo mejor posible. Para ello, cuenta con dos pantallas, la primera de ellas, situada en su cabeza, recoge información de las expresiones de los ancianos que tiene delante; la segunda, en el pecho, es un complemento a los movimientos del propio robot, ya que muestra instrucciones sobre los ejercicios que se van a realizar.

Por todos es sabido que la actividad física alarga la vida y es importante que las personas de la tercera edad realicen algún tipo de mantenimiento físico, aunque sea leve, para que los huesos y músculos se mantengan más o menos fuertes y puedan reducir sus posibles problemas de salud.

UN ROBOT PARA QUE LAS INYECCIONES A LOS NIÑOS DUELAN MENOS

Seguro que más de una vez has visto llorar a algún niño porque no quiere ponerse una inyección ya que le duele mucho o le da miedo, ¿no? Y si no lo has visto, quizá hayas oído los gritos y llantos al pasarte por el médico.

MEDi, un robot humanoide, ayuda a reducir el dolor infantil en vacunas u otro tipo de tratamientos, proporcionando maneras de distraer la atención del crío para que el dolor se haga más llevadero o pase directamente a un segundo plano.

MACCO Robotics, la empresa española tras esta máquina, ha probado el robot en un hospital de Canadá y la tasa de vacunación ha crecido un 10 por ciento. El dolor de los niños, según datos de la compañía, se ha visto reducido en un 50 por ciento durante los procedimientos.

MEDi funciona reconocimiento la cara de los niños para darles un trato personalizado, empleando su nombre en la interacción. Se puede programar según edad y funciona para niños de 2 a 16 años. Los pequeños se entretienen hablando escuchándole y viendo cómo se mueve, con lo que el dolor de la inyección lo llevan mejor al estar distraídos.

   

   PARO, EL ROBOT CON FORMA DE FOCA QUE AYUDA CON LA DEMENCIA

PARO es un robot terapeútico creado por una industria japonesa para, una vez más, mejorar la vida de sus ancianos, en concreto aquellos que sufren algún tipo de demencia (hasta alzheimer).

Esta foca lo que hace es proporcionar una forma de terapia a ancianos en lugares donde utilizar animales para ayudarles sea difícil, como puede ser un hospital o centro de la tercera edad. Se lleva usando en lugares japoneses y europeos desde 2003 y ha ido mejorando con el paso de las versiones.

El tratamiento de la demencia no es una cosa precisamente sencilla. La empresa ha demostrado que PARO es capaz de reducir el estrés de los pacientes, mejorar su relación con las personas que les tratan o cuidan, ayudar a mejorar la interacción y sociabilización entre los pacientes y potras personas, y mejorar la relajación y motivación de los enfermos.

El robot tiene sensores táctiles, de luz, de escucha, de temperatura y de postura, por lo que puede estar pendiente del ambiente y de lo que hace o deja de hacer la persona, de modo que puede actuar en consecuencia, dándose cuenta con su IA de qué prefiere el paciente, adaptándose a él. PARO mueve la cabeza, las patas, hace sonidos y se comporta como de la manera más beneficiosa que entiende para el individuo.

UN ROBOT PARA AYUDAR EN LA EDUCACIÓN DE NIÑOS CON AUTISMO

ASK NAO (“Autismo Solution for Kids”) es un asistente robótico del grupo SoftBank que ayuda a que niños que padezcan autismo puedan comprender las cosas, guiándoles en el proceso educacional para que puedan alcanzar las mismas metas que cualquier otra persona.

En lugar de dar información de manera mecánica o como la daría un educador convencional, el pequeño humanoide pide cosas al niño, esperando su respuesta. Si el crío acierta, NAO le recompensa de manera que sea que lo ha hecho bien; si, por el contrario, falla en la respuesta, NAO da pistas de forma paciente hasta que dé en el clavo.

   

   El robot está enfocado para que centros de salud y escuelas puedan atender a las necesidades particulares de los niños con autismo, pero también se puede comprar para tener en casa. ASK NAO ayuda a los profesores en sus clases diarias y facilita la comunicación de los padres con los propios niños.

Los educadores descargan aplicaciones al robot para impartir una determinada materia o encauzar el aprendizaje de una forma u otro, haciéndolo más personalizado y para múltiples edades, ya que las tareas y la información se van complicando o adaptando al nivel educativo de los niños (hay 37 aplicaciones disponibles en total)

PEPPER, EL ROBOT CON “CORAZÓN” QUE RECONOCE LAS EMOCIONES

Pepper es un androide japonés capaz de comunicarse con personas y de interpretar sus emociones, actuando en consecuencia como si tuviera “corazón” propio, ya que es capaz de “sentir” cosas como felicidad o ira en las situaciones en las que sea requerido.

Unido a que es capaz de experimentar emociones está el hecho de que su software le dota de reconocimiento facial, de voz y de movimiento, por lo que es capaz de recordar las caras de las personas y servir de apoyo para todas aquellas que estén sufriendo depresión o su estado anímico no sea maravilloso.

La fluidez de movimiento de esta máquina es asombrosa y gracias a su voz y a la pantalla que tiene en su pecho puede comunicarse muy bien con los individuos. La cara de Pepper está muy lograda, dejando entrever perfectamente la emoción que está “sintiendo” el robot para que el ser humano se percate de ello.

   

   Se trata del primer humanoide que es capaz de reconocer emociones y adaptar su comportamiento dependiendo del estado de ánimo de quien interactúe con él. Además, tiene también la capacidad de recordar gustos, hábitos o 'hobbies'.