Actualizado 28/11/2014 11:38 CET

Indra: "España proporciona un valor añadido como destino 'near-shore' a las empresas europeas"

MADRID, 28 Nov. (Portaltic/EP) -

   La industria española se está convirtiendo en un referente en el ámbito europeo gracias a su apuesta por la innovación y la calidad en determinados sectores tecnológicos. Este creciente prestigio, unido a la cercanía o la cultura, son algunas de las razones esgrimidas por Indra para promocionar en Alemania a España como el destino idóneo de externalización 'near-shore' para las empresas europeas.

   En la jornada "España, un destino 'near-shore' para Europa",  el director de Indra en Alemania, Antonio González Gorostiza, defendió esta semana la "fiabilidad" de la industria tecnológica española, las similitudes de la cultura española con la europea y las cercanía geográfica con los países de la Unión Europea como algunos de los motivos más importantes para que las grandes empresas europeas lleven sus centros especializados a España. Muestra de ello son las más de 180 factorías de software y centros de 'outsourcing' de procesos que existen en la actualidad distribuidos por toda la geografía española o el hecho de que sea el cuarto país en el mundo con el mayor número de acreditaciones CMMI (el referente mundial en la evaluación de la calidad y la aplicación de las mejores prácticas en desarrollo de software).

   "El 'near-shore' (externalización de una actividad en otro país que se encuentre relativamente cerca en la distancia o la zona horaria, por ejemplo) permite a las compañías centrarse en el corazón de su negocio", explica González, quien además es de la opinión de que el precio ya no es la razón más importante a la hora de decidir el modelo de prestación del servicio de soporte y desarrollo de software.

   Para el director de la multinacional de tecnología y consultoría en Alemania, "la calidad y la fiabilidad" son dos factores que tienen más peso ya que "evitan duplicaciones" que al final terminan repercutiendo en el precio de los servicios.

   Desde Indra se espera que el evento del pasado 25 de noviembre, que organizaron conjuntamente con la Cámara Oficial Española de Comercio en Alemania, atraiga a las grandes empresas a España. Sin embargo, el tamaño no es el único motivo para decidir externalizar servicios en países cercanos, sino que es más una cuestión de compañías que requieran "sistemas complejos para promocionar soporte a su negocio, para gestionar la relación con sus clientes o para sus comunicaciones".

   De lo que sí hay un perfil más definido es de los servicios que podrían beneficiarse de este tipo de externalización 'near-shore' en España como son "las herramientas de trato con clientes y control de transacciones de bancos, financieras y aseguradoras", además de sistemas de gestión energética, 'software' relacionado con los vehículos, centros para el control del tráfico, emergencias información, multimedia o salud, entre otros, "sin olvidarnos también de los organismos institucionales y gubernamentales con necesidad de complejas herramientas para el soporte de la actividad de los procesos internos", ha apuntado Antonio González.

EL IDIOMA, "ESENCIAL Y CRÍTICO"

   Más allá de Europa, para el director de Indra en Alemania el que España comparta idioma con la mayor parte de Centro América y Sudamérica, es algo muy importante para fomentar los lazos con estos mercados. Además, que la tasa de españoles que hablan inglés esté creciendo "permite ir abriendo puertas" en el mercado europeo. No obstante, el hecho de que en la UE se hablen hasta 24 lenguas oficiales convierte en "esencial" el adaptarse a las necesidades lingüísticas del cliente y destaca que "la solución pasa necesariamente por utilizar el idioma del país al que se enfoca el servicio".

   En la ponencia del pasado 25 de noviembre también dejó claro Indra el papel clave que juega la compañía en este nuevo modelo como empresa líder de la industria tecnológica española gracias, entre otras cosas, a la suma de capacidades de producción de 'software', que cuenta con una red integrada por 24 factorías (de las que 13 están localizadas en España y otros países de Europa), y al fuerte impulso que ha experimentado en la internacionalización de su modelo de gestión de infraestructura 'cloud', Indra Flex IT.

   Todos estos motivos posicionan a la multinacional de consultoría y tecnología como un actor clave para consolidar a España como destino 'near-shore' para el continente europeo. A esto, también ha ayudado la incorporación de Microsoft Azure a Indra Flex IT, que supone la implementación de la primera solución de 'cloud' híbrida que presta servicios de infraestructura desde España a clientes de todas las geografías, o sus alianzas con otros partners de primer nivel, como BMC.

   A juicio de Antonio González, "el equilibrio entre coste, calidad y cercanía geográfica, la desaparición de las diferencias horarias y la facilidad de conexión junto a la posibilidad de enviar recursos técnicos a cualquier país europeo en plazos cortos y la eliminación de los requisitos de visado" suponen las bases de la visión de Indra como proveedor 'near-shore' para Europa.

Para leer más