La inversión de I+D en España ha caído un 51% desde 2004

Actualizado 07/09/2012 11:20:09 CET
KOZUMEL FLICKRCC

MADRID, 7 Sep. (Portaltic/EP) -

La inversión en investigación y desarrollo se ha desplomado en España en los últimos años. Entre 2004 y 2011 este tipo de inversión ha caído un 51 por ciento, según ha denunciado esta semana Ericsson España. Esta y otras compañías, preocupadas por este descenso, alientan al resto del sector a abandonar viejos modelos como el de la subvención de terminales para apostar por nuevas ideas, según se ha comentado en el Encuentro de Telecomunicaciones realizado en Santander.

La actual crisis económica también está afectando al mundo de las telecomunicaciones. Las empresas del sector se han reunido en Santander para comentar su visión sobre la situación actual y las tendencias de futuro que pueden ayudar a mejorar la situación.

Entre los asistentes, se ha destacado el hecho de que se haya perdido un 51 por ciento de la inversión en I+D en el país entre 2004 y 2011. Se trata de un porcentaje muy elevado que no se puede dejar que siga aumentando. Por ello, las compañías esperan que el Gobierno tome medidas para paliar la falta de inversión en este campo, incentivando a las empresas y multinacionales que apuestan por la innovación.

Entre las medidas emprendidas por el Gobierno, una ha conseguido la aprobación de parte de las empresas del sector de las telecomunicaciones. Se trata del nuevo plan de TDT, que hará que la parte del espectro que actualmente utiliza la televisión se destine a las comunicaciones móviles. Esta política potenciará el desarrollo de servicios de conexión de alta velocidad móvil, que pueden ayudar a que la industria crezca y se desarrolle.

Más allá de las políticas del Gobierno, las empresas del sector español también pueden cambiar sus políticas para intentar para ayudar a mejorar la situación. En este sentido, uno de los temas que más se ha tratado ha sido el de la política de subvenciones de dispositivos móviles por parte de los operadores.

Varias operadoras han confirmado que mantendrán sus sistemas de subvención, mientras que otras, como Telefónica, continuarán con su política de no subvención. Parte de la industria considera que la idea de mantener las subvenciones es un atraso, llegando a señalar este tipo de políticas como una de las causas de la falta de inversión en España.

En ese grupo crítico contra las subvenciones se encuentra Ericsson. Su consejero delegado para España, José Antonio López, ha sido uno de los más críticos con este modelo y ha criticado este asombroso descenso en I+D. En su opinión, ese afán por la subvención móvil ha impedido que las empresas del sector inviertan esos recursos a mejorar sus servicios y redes, lo que podría haber repercutido de forma clara en toda la industria.

Para José Antonio López, las subvenciones han sido beneficiosas para los fabricantes y no para el sector y las consecuencias se ven actualmente. Esta postura, compartida por más empresas, podría ser la senda adoptada por la industria en el futuro, en un intento por paliar esa falta de inversión que actualmente asola al sector.