Publicado 29/09/2020 13:03CET

El juego en streaming tiene una huella de carbono mayor que las descargas o el formato físico

Mandos PS4
Mandos PS4 - PIXABAY/CC/CHRISTIANLADEWIG0 - Archivo

   MADRID, 29 Sep. (Portaltic/EP) -

El juego en 'streaming' contamina más que las descargas digitales o el formato físico, salvo que se trate de partidas de corta duracion, como recoge PlayStation en un informe anual sobre su trabajo para reducir sus emisiones de carbono.

   Según el estudio de la Universidad de Surrey (Reino Unido), la transmisión de juegos en la nube emite un estimado de 0,149 kilogramos de CO2 por hora, debido a la energía adicional consumida durante el uso en Internet, servidores de juegos y equipos de enrutadores domésticos.

   La descarga es el método de juego que menos contamina, con unas emisiones de carbono de 0,047 kilogramos de CO2 por hora, seguido por el formato físico, con 0,055 kilogramos de CO2 por hora.

   En este sentido, es la mitad de la cantidad de emisiones de media para la descarga de un juego de PC típico y alrededor de 50 veces menos que un viaje al cine, debido al viaje requerido, según indica PlayStation en su blog.

   Sin embargo, el estudio afirma que el tamaño de los archivos del juego, así como la duración del tiempo de juego son variables que impactan significativamente en los resultados, ya que en los títulos jugados en menos de ocho horas, los juegos en la nube tienen menos emisiones de carbono que las descargas.         

“Hemos aprendido que la descarga es mejor para juegos más pequeños, la transmisión para los juegos que se juegan durante un periodo corto de tiempo y que los juegos grandes, mejor en descarga o en disco”, recogen desde PlayStation.

   PlayStation ha afirmado que, hasta la fecha, ha evitado un estimado de 17,5 millones de toneladas de emisiones de carbono equivalente con la PlayStation 4 y espera que la cifra llegue a 30 millones de toneladas para 2030, lo que supone la misma cantidad de emisiones de carbono de Dinamarca en 2017.

   Asimismo, se espera que la consola de próxima generación PlayStation 5 utilice 0,5W de energía para su función de suspensión y reanudación, alrededor de un 72 por ciento menos que la energía que emplea PlayStation 4 en la actualidad.

Contador