El Gobierno actualiza la lista de plásticos y sustancias que pueden usarse para empaquetar y conservar los alimentos

Actualizado 23/05/2008 16:28:36 CET

También regula determinadas condiciones de ensayo con estos materiales para aumentar la seguridad alimentaria de los ciudadanos

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha aprobado hoy un real decreto por el que se actualiza la lista de sustancias permitidas para fabricar materiales y objetos plásticos destinados a entrar en contacto con los alimentos y determinadas condiciones de ensayo, una iniciativa cuyo objetivo es aumentar la seguridad alimentaria de los ciudadanos.

Lo anunció hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien indicó que, en esta nueva lista, se especificarán "qué sustancias están permitidas y cuáles no en el empaquetado, la conservación y la distribución de los alimentos".

Asimismo, el real decreto aclara "cuál es el límite de los componentes de estas sustancias, es decir, los llamados límites de migración" y establece "los requisitos para la venta de estos productos plásticos y las condiciones para el ensayo con las sustancias", además de incorporar un régimen de sanciones para quien incumpla la normativa, según detalló Fernández de la Vega.

La iniciativa, presentado a propuesta del ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, se suma a la actualización de los requisitos de composición de preparados para lactantes y la autorización condicionada para que los productos que complementan las dietas médicas bajas en calorías lo especifiquen en su etiquetado.

Con este real decreto se incorporan a la legislación española los últimos conocimientos científicos sobre las sustancias más adecuadas para la fabricación de estos materiales. También se actualiza la legislación al refundir en un texto único las disposiciones vigentes.

PLÁSTICOS, LOS MÁS USADOS.

Los plásticos son uno de los materiales para envases que más se utilizan en la industria alimentaria. El íntimo contacto entre envase y alimento hace posible la transferencia de sustancias desde el envase al alimento. Por esta razón, han sido objeto de de un mayor control y seguimiento por parte de la Comisión Europea, que modifica periódicamente la legislación comunitaria al respecto, siguiendo las evaluaciones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

En consonancia con esta actualización periódica, el nuevo real decreto introduce novedades importantes, como procedimientos para valorar la posibilidad de esas transferencias o migraciones; normas específicas para mejorar la protección de los lactantes o la regulación por primera vez de las juntas de las tapas de los envases.

Este nuevo real decreto, además de adaptarse a la última normativa comunitaria y refundir las disposiciones vigentes en la materia, eleva el nivel de seguridad alimentaria de los consumidores, lo cual incide en la garantía de protección de la salud de toda la población.