Publicado 20/01/2022 11:46

El 24% de los estudiantes españoles va a clases particulares, según un estudio

Archivo - Un alumno de Primaria haciendo los deberes de la asignatura de Inglés con varios libros y un ordenador
Archivo - Un alumno de Primaria haciendo los deberes de la asignatura de Inglés con varios libros y un ordenador - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

   MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Las clases particulares en España han experimentado un crecimiento sostenido en los últimos 15 años, incremento que se ha producido fundamentalmente entre 2006 y 2014. Actualmente, un 24% de los estudiantes españoles consume clases particulares en España, cifras relativamente bajas en relación con los países asiáticos y con los europeos.

   Así lo pone de manifiesto el estudio 'Educación En la Sombra en España: Cómo las clases particulares se están convirtiendo en un bien de primera necesidad', realizado por el Profesor Titular de la Facultad de Educación de la UNED, Juan Manuel Moreno y publicado por EsadeEcPol.

   En este documento, se estima por primera vez de forma exhaustiva, a partir de la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) del Instituto Nacional de Estadística (INE), el peso de este mercado en España.

   Según este estudio, el gasto en clases particulares ha pasado de 246 millones de euros en 2006 a 732 millones en 2017, triplicándose así en poco más de una década. "La demanda parece ser inelástica, y estaría convirtiendo, de facto, lo que era un bien de lujo en un bien de primera necesidad", sostiene Moreno.

   El autor del texto asegura en el informe que la relación entre clases particulares y escolarización ha sido "originalmente simbiótica", pero advierte de que "corre el riesgo de caer en el parasitismo", pues en lugar de suplementar, este tipo de formación no reglada pasa a suplantar la educación formal. "En casos extremos, pueden generar dinámicas muy perversas", señala.

   El estudio revela que, en España, el impacto de las clases particulares sobre la equidad educativa es negativo, pues los hogares ricos gastan hasta cinco veces más que los hogares más pobres, si bien los hogares de ingreso medio y bajo están aumentando el porcentaje de sus presupuestos dedicados a ella. En 2020, el confinamiento y sus consecuencias inmediatas en España afectaron mucho más al gasto de los hogares ricos que al de los de menor gasto.

   Asimismo, el gasto en clases particulares no es en España un fenómeno predominantemente urbano, sino que crece con más fuerza en pequeños municipios y zonas rurales.