Publicado 28/01/2019 17:38CET

ANPE considera la 'Ley Celaá' como una "reforma parcial" y pide a la ministra que retome el pacto educativo

Representantes del sindicato ANPE con la ministra Isabel Celaá
ANPE

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de docentes ANPE ha calificado la reforma de la ley educativa que prepara el Gobierno de Pedro Sánchez como una "reforma parcial" y ha pedido este lunes a la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, que retome el pacto educativo para aportar "estabilidad" al sistema de enseñanza.

ANPE ha podido trasladar esta petición personalmente a Celaá durante una reunión celebrada en la sede del Ministerio en Madrid, en la que el sindicato ha entregado un decálogo de propuestas "para la mejora de la enseñanza pública y su profesorado". "Y le hemos pedido, que dichas cuestiones sean negociadas y consensuadas con los representantes del profesorado", añade ANPE en un comunicado.

La representación de ANPE, encabezada por su presidente Nicolás Fernández, ha manifestado a Celaá que la reforma educativa que prepara su Ministerio "no es la reforma global y profunda que necesita la educación en España".

Para el sindicato, en la también conocida como 'Ley Celaá' "se corrigen algunas deficiencias de la LOMCE relacionadas con medidas académicas, el diseño curricular, la estructura de los ciclos y el funcionamiento de los centros", pero no aborda "la situación del profesorado".

Por todo ello, ANPE ha pedido a Celaá que "de manera paralela a la tramitación de la Ley se aborden y se impulsen en los foros de negociación correspondientes" asuntos como "el cambio en la política educativa" con una "Ley de la Profesión Docente que regule el diseño de la profesión docente y un Estatuto de la Función Pública Docente para los funcionarios docentes".

También, dentro del decálogo de reivindicaciones del sindicato, se encuentra la equiparación retributiva del profesorado, ampliar las ofertas de empleo público que reduzca la interinidad, la recuperación de las condiciones laborales "perdidas", la creación de enfermerías escolares o la equiparación de permisos y excedencias del profesorado para ayuda a la conciliación familiar del profesorado. Según ANPE, "la ministra ha manifestado su disposición al diálogo".