28 de marzo de 2020
 
Publicado 26/02/2020 13:45:14CET

La asociación de 'erasmus' anima a los estudiantes a permanecer en Italia: "Sería una pena cancelar la experiencia"

Estación de trenes de Milán casi desierta por la alarma del coronavirus.
Estación de trenes de Milán casi desierta por la alarma del coronavirus. - Lucia Sabatelli

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la asociación Erasmus Students Network en España, Juan Rayón, ha recomendado a los estudiantes españoles en Italia que no se precipiten al regresar a casa por temor al coronavirsus. "Sería una pena que, por un momento de pánico, canceles una experiencia que perdurará más allá de este episodio en concreto", explica en una entrevista a Europa Press.

Rayón asegura que "hay poco riesgo de contagio si se siguen las recomendaciones de las autoridades", y anima a los estudiantes con becas de movilidad Erasmus+ en Italia, que se cuentan por miles, a permanecer en el país salvo que el Gobierno aconseje el regreso a España. En su opinión, volver sería "contraproducente".

El presidente en España de la mayor asociación europea de estudiantes 'erasmus' recuerda que las movilidades "se pueden cancelar cuando se considere". Además, la Agencia Nacional italiana INDIRE para el programa Erasmus+ ha anunciado que se permitirá la interrupción de estas becas por causa de "fuerza mayor", aunque "ninguna universidad está recomendando a sus estudiantes que vuelvan", afirma Rayón.

"Por eso pedimos calma y que no se cancele ninguna movilidad. La gente que conocemos allí está esperando en casa, sin problemas", añade el representante de los estudiantes 'erasmus' españoles, para los que Italia es su destino favorito: cada año, unos 9.000 eligen universidades italianas en sus estancias en el extranjero, según Erasmus Students Network.

"ME HE COGIDO UN VUELO. MI MADRE ESTÁ HISTÉRICA"

La asociación estima que aproximadamente un millar de estudiantes españoles estudia actualmente en las regiones italianas de Lombardía, Véneto y Emilia-Romaña, las tres donde se han suspendido las clases esta semana para prevenir el contagio del coronavirus, que ya ha provocado la muerte de once personas en Italia, donde se cuentan más de 300 casos confirmados.

Una de esas estudiantes es la valenciana Verónica Lagares, de 22 años, que estudia un grado de Educación Primaria en la Universidad de Módena, en Emilia-Romaña. "Hoy tenía un examen y lo han aplazado", cuenta a Europa Press desde la ciudad italiana. Su previsión es que la suspensión de las clases se prolongue durante varias semanas.

"Por eso me he cogido un vuelo a España, porque mi madre está histérica, pero no me asusta el coronavirus, me preocupa más la situación académica, tememos que esto dure hasta finales de marzo o abril", explica esta joven, que piensa regresar a Italia a terminar su curso de 'erasmus' en cuanto se normalice la situación.

"Quiero volver a Italia cuanto antes porque una experiencia como esta solo la tienes una vez en la vida", afirma categórica, aunque resignada. "Nos lo tenemos que tomar con calma porque tampoco podemos hacer nada", añade Verónica confinada en su residencia de Módena hasta que coja el vuelo. "Al principio me tomaba esto del coronovirus a cachondeo", reconoce.

Para leer más