El Congreso tramitará por la vía 'exprés' la ley para derogar los recortes de la LOMCE

Fachada Del Congreso De Los Diputados
Europa Press - Archivo
Publicado 25/10/2018 19:31:44CET

   MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Congreso tramitará por la vía de urgencia y en lectura única el proyecto del ley del Gobierno para derogar los recortes en educación que siguen vigentes desde el año 2012, cuando el Ejecutivo de Mariano Rajoy aprobó el decreto ley de medidas urgentes de racionalización del gasto público en este sector.

   Así lo ha decidido este jueves la Mesa de la Cámara, según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias. El órgano ha aceptado la petición realizada por el propio Ejecutivo para que este texto pasara por la tramitación del Congreso por la vía 'exprés' para poder revertir esta situación en el próximo curso 2019-2020.

TODOS LOS TRÁMITES EN UNA SEMANA

   La tramitación por el procedimiento de urgencia implica reducir a la mitad todos los plazos de enmiendas, mientras que el mecanismo de lectura única acumula todos las fases parlamentarias (ponencia, comisión y sesión plenaria) en el orden del día de un Pleno del Congreso.

   El equipo de Pedro Sánchez impulsó esta reforma en septiembre con el objetivo de derogar el artículo 2 del decreto ley de 2012, que permitía a los responsables educativos elevar hasta un 20% las ratios máximas de alumnos por aula. El texto definitivo se registró este mes de octubre.

   "Con esta reforma hacemos que las comunidades autónomas, es decir, los centros educativos no incrementen el 20% del número de alumnos en los grupos, en las clases en las aulas, lo cual es de muchísima ayuda a la calidad de la educación, incrementa la calidad de la educación", explicó la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, durante el anuncio a la prensa de este proyecto.

FINANCIACIÓN EN LOS PGE DE 2019

    Celaá también aclaró que el proyecto de ley devuelve "a las comunidades autónomas su capacidad autonormativa" para decidir el horario de docencia directa al profesorado y contempla eliminar el plazo de hasta diez días lectivos para sustituir a profesores de baja. De esta manera, "no se tolerará" que un profesional sea sustituido a partir de los 10 días.

   El Gobierno ha expresado su deseo de poner en marcha esta medida cuanto antes. De hecho, Celaá lamentó en agosto que no se pudiera aplicar ya al actual curso escolar. De ahí que se solicitara la tramitación por la vía de urgencia, para que sí lo haga en el próximo año, según explicó la ministra Portavoz.

   La aplicación de estas medidas será competencia de las comunidades autónomas y, respecto a la financiación, Celaá aclaró que "tendrán el coste que pueda ser, en parte, enjugado por los nuevos presupuestos de 2019". "Que, obviamente, ayudarán desde Hacienda a aquellas comunidades que todavía tengan que hacer un esfuerzo para ponerse en esa docencia directa".