Publicado 29/06/2022 13:29

FSIE aplaude el rechazo del Congreso a la iniciativa de Podemos para que centros concertados se conviertan en públicos

Archivo - Varios niños juegan en el recreo
Archivo - Varios niños juegan en el recreo - Isabel Infantes - Europa Press - Archivo

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE) ha aplaudido que, "por una amplia mayoría" del Congreso de los Diputados, la proposición de ley de Unidas Podemos para regular la integración voluntaria de determinados centros educativos concertados en la red pública haya sido rechazada.

En sus palabras, la iniciativa, rechazada por, entre otras formaciones, el Grupo Socialista, "pretendía acabar con la enseñanza concertada mediante un proceso de absorción de estos centros convirtiéndolos en centros públicos".

En este punto, el sindicato ha señalado que la postura e iniciativa presentada por Unidas Podemos "no es nueva y afortunadamente sigue sin encontrar respaldo en el Congreso de los Diputados".

Asimismo, ha advertido de que la intención "no es otra que conseguir instaurar un único modelo educativo público controlado totalmente por la Administración como instrumento para acabar con la pluralidad que caracteriza a una sociedad democrática y con la libertad de enseñanza".

FSIE ha destacado que "estará siempre frente a quienes tratan de acabar con las libertades, la libre elección de centro por parte de las familias, que son los responsables de la educación de sus hijos, y quienes con argumentos falaces pretenden hacer creer a los trabajadores del sector que mantendrán sus puestos de trabajo".

En este contexto, el secretario general de FSIE, Jesús Pueyo, ha defendido que la enseñanza concertada "no es subsidiaria de la enseñanza pública" y ha añadido que "lo que deben hacer los responsables políticos, entre ellos Unidas Podemos, es aprobar una financiación justa que solvente el déficit actual, garantizando la gratuidad del coste real del puesto escolar, y que las condiciones de trabajo de sus profesionales docentes y no docentes sean equiparadas a quienes trabajan en centros públicos".

"La enseñanza concertada no es un problema del sistema educativo, sino una parte importante del mismo que contribuye con eficacia y buenos resultados a la formación y educación de cientos de miles de personas", ha concluido el secretario general de FSIE.