El Gobierno prevé aprobar su ley educativa el próximo curso y acompañarla de un decreto de educación inclusiva

VÍDEO: El Gobierno enviará esta tarde a Bruselas el Plan de Estabilidad con datos "muy positivos"
Marta Fernández Jara - Europa Press
Publicado 08/05/2019 13:51:11CET

Evaluaciones personalizadas, revisión del currículum y expertos en inclusión en los centros, como principales ejes

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, prevé que las Cortes generales aprueben el próximo curso escolar 2019-2020 su ley educativa y que, a partir de ella, el Gobierno elabore un real decreto para "avanzar" en la educación inclusiva, "que atienda a la diversidad".

Durante su participación en un debate educativo, la titular de Educación ha explicado que los ejes para lograr este el objetivo pasan por asegurar una formación inicial "sólida" del profesorado que atienda a la diversidad; flexibilizar la organización escolar con una "revisión integral" del currículum; "personalizar" las evaluaciones, y dotar a los centros escolares de recursos de accesibilidad y de profesionales expertos en inclusión.

Asdemás, según ha informado Educación en un comunicado, la ministra quiere reforzar los servicios de atención temprana, que abarquen desde el nacimiento hasta la vida adulta, así como integrar a profesionales de los tres sectores: Educación, Sanidad y Servicios sociales.

La titular de Educación también ha destacado la necesidad de revisar los procedimientos de evaluación psicopedagógica que dan lugar al dictamen de escolarización y de "reforzar" la participación de las familias en todo el proceso. Para ello, según Celaá, hará falta un "pacto serio y sólido de financiación que garantice recursos estables".

Sobre los centros de Educación Especial y las quejas por parte de colectivos sobre un posible cierre, Celaá ha reiterado que el Gobierno "no tiene ninguna intención" de hacerlo y ha recordado que su ley recoge que las administraciones educativas "continuarán prestando el apoyo necesario a estos centros".

De esta forma, ha explicado que además de escolarizar a los estudiantes que requieran una atención muy especializada, estos centros desempeñarán la función de centros de referencia y apoyo para los centros ordinarios.

Según la ministra, se trata de un proceso de "cambio social y cultural que solo podrá llevarse a cabo mediante el diálogo y la colaboración con las familias, las organizaciones que las representan y con el resto de los sectores implicados".

En el debate también han intervenido el director de Aleph-TEA, Pedro del Río, la responsable del departamento jurídico de Plena Inclusión España, Inés de Araoz, y Macu Blanco, madre de un joven con discapacidad intelectual, alumno del colegio San Ignacio de Loyola.

Contador

Para leer más