Los inspectores de educación piden a Celaá una carrera profesional, mejor formación y un acceso sólo por oposición

Publicado 12/11/2018 21:33:09CET

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE), la Asociación de Inspectores de Educación de Andalucía (ADIDE), la Asociación Nacional de Inspectores de Educación (ANIE), y la asociación INSNOVAE han pedido este martes a la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, una carrera profesional para los inspectores, mejor formación y un acceso solo por concurso de oposición, entre otras demandas, durante la reunión que han mantenido en la sede del Ministerio en Madrid.

"Ha habido buena receptividad, buena acogida, y ahora veremos en qué queda todo", ha resumido a Europa Press el presidente del sindicato USIE, Jesús Marrodán, uno de los asistentes a la reunión a la que también ha acudido el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, que ha ofrecido al sindicato y a las asociaciones de inspectores, que representan al 90% de los 1.500 profesionales que hay en toda España, la creación de un grupo de trabajo vinculado a la Conferencia Sectorial de Educación dedicado a la inspección.

Según los asistentes a la reunión, los representantes de los inspectores han solicitado a la ministra una carrera profesional de inspectores en paralelo a la carrera docente, que incluya el nivel 28, así como la consolidación de los complementos que actualmente dependen de las comunidades autónomas. También que algunos de los puestos se cubran por concurso de méritos, "y no a dedo", apuntan.

Además, han manifestado la carencia actual de formación en la inspección. "No hay nada, ni cursos, ni jornadas, ni encuentros ni nada, algo que se hacía en otras épocas y funcionaba", asegura Marrodán. El presidente de USIE también revela que durante la reunión se ha comentado "tangencialmente" la propuesta de reformad de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que prepara el Gobierno.

"Hemos planteado a la ministra que sea una reforma muy consensuada con la comunidad educativa y con los grupos políticos porque si no, estará abocada al fracaso, y ella nos ha recalcado que solo se trata de un borrador como punto de partida", explica Marrodán, que ha lamentado no poder haber estudiado en profundidad las propuestas que maneja el Gobierno, que fueron conocidas en detalle la semana pasada, antes de esta reunión, que el sindicato y las asociaciones de inspectores habían solicitado el pasado mes de julio.