31 de mayo de 2020
 
Publicado 19/05/2020 13:25:38 +02:00CET

La motivación de los estudiantes y el potencial de las herramientas digitales, claves en la enseñanza digital

COMUNICADO: Los retos de la enseñanza digital: ¿necesidad o apuesta en tiempos de coronavirus?
COMUNICADO: Los retos de la enseñanza digital: ¿necesidad o apuesta en tiempos de coronavirus? - PRAXIS MMT - Archivo

   MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

   La motivación a los estudiantes y el potencial de las herramientas digitales son algunos de los factores clave a tener en cuenta a la hora de implantar la enseñanza digital, frente a la falta de contacto entre alumnos y profesores, según Praxis MMT, empresa con más de 20 años de experiencia en formación a distancia en gestión empresarial con simuladores de última generación que ha analizado la situación actual.

   A raíz de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, Praxis MMT subraya que el modelo educativo ha cambiado por lo que la enseñanza digital se ha impuesto como una realidad y la propuesta de una educación mixta (presencial y online) va tomando fuerza como fórmula para hacer frente al próximo curso escolar.

   "En las últimas semanas hemos sido protagonistas de un gran cambio en nuestras vidas, en nuestra cotidianidad y nuestras relaciones personales. Obviamente también el mundo de la educación, que desde hace siglos ha basado su trabajo en el contacto humano, ha tenido que adaptarse a este cambio. En este sentido la tecnología nos está dando soluciones para compensar la falta de contacto entre alumnos y profesores. El reto para los profesores, acompañado por un sentido de responsabilidad hacia los alumnos, es el de acompañarlos, guiarlos en el estudio y motivarlos", afirma el director de Praxis MMT, Mario Martínez.

   Por ello, para ofrecer una formación a distancia exitosa, desde Praxis MMT señalan una serie de puntos necesarios a tener en cuenta para hacer frente a este nuevo modelo de enseñanza al que cada día se tienen que acostumbrar tanto alumnos como profesores.

   "La motivación al estudiante sigue siendo la base para el óptimo desarrollo de los jóvenes. A partir de ahí, el profesor tiene que especificar los objetivos de las asignaturas y asignar los tiempos de aprendizaje. La documentación e información proporcionada se tiene que adaptar al potencial y las características que ofrecen las muchas herramientas digitales disponibles. El profesor debe estar en contacto con sus alumnos ofreciendo feedback constantes y verificando la comprensión de los alumnos. Además, deberá proporcionar ideas y estímulos para los mejores estudiantes y oportunidades de recuperación para estudiantes en dificultad", analiza Martínez.

   Así, las nuevas tecnologías garantizan flexibilidad y más libertad de acción a los alumnos. "En educación lo importante no es la mera transmisión de los conocimientos, sino el impacto que estos tienen en el alumnado. La enseñanza basada en la sola teoría ya no es suficiente para mantener los alumnos atentos y motivados. Y es por ello que programas y herramientas digitales, pueden ayudar en este proceso. En concreto, el uso de simuladores, como los de Praxis MMT, ofrecen la oportunidad de seguir practicando la economía y la gestión empresarial sin perder eficacia. Algo que no sería posible en proyectos de formación presencial como por ejemplo unas prácticas de empresa", señala.

   Entre las desventajas de este modelo de enseñanza se encuentra la pérdida de contacto humano de la clásica relación alumno-profesor, que en la mayoría de los casos, puede dejar una huella en el crecimiento educativo y en el desarrollo de los alumnos.

   En cualquier caso, desde su experiencia trabajando con colegios y universidades en el desarrollo de programas formativos online en materia de economía y gestión de empresas, como el Young Business Talents y el Business Talents, desde Praxis MMT consideran que esta nueva situación acabará aportando beneficios tanto para alumnos y profesores y les otorgará una nueva visión de las oportunidades que ofrecen las herramientas educativas a distancia.

Contador