Actualizado 19/12/2009 18:37 CET

Copenhague.- Morán (PSOE) cree que la cumbre "no es un desastroso final, sino un decepcionante principio"

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Hugo Morán, subrayó hoy, ante el acuerdo tomado en la Cumbre sobre el cambio climático, que "Copenhague no es un desastroso final, sino más bien un decepcionante principio".

Morán destacó en un comunicado que esta cumbre "no puede servir de disculpa para que algunos se desentiendan de su cuota de responsabilidad, en el que va a seguir siendo el mayor de los retos al que se enfrente la comunidad internacional en los próximos años" ya que, a su juicio, los efectos del calentamiento global irán en aumento".

Además, el dirigente socialista añadió que "el precario acuerdo al que se ha llegado está lejos de lo que España y la Unión Europea hubieran deseado", en una cumbre donde "finalmente han podido más los intereses económicos y geopolíticos de determinados países, que las conclusiones de la comunidad científica internacional y las evidencias de agotamiento que presentan algunos de los ecosistemas más sensibles del Planeta".

"Quizás el mayor esfuerzo que haya que hacer a partir de ahora se concentre en reconstruir el foro de diálogo multilateral, para evitar que éste dificulte los acuerdos que puedan darse en el futuro", puntualizó.

COMPROMISO DE ESPAÑA

Morán defendió que "ni España, ni la Unión Europea van a hacer dejación de sus responsabilidades", al mismo tiempo que afirmó que, durante la presidencia española en la Unión Europea, el Gobierno "tomará la sostenibilidad como eje conformador de un nuevo modelo económico tanto para nuestro país como para la UE".

En este sentido, indicó que "el Gobierno de España acudía a Copenhague con un compromiso político en tormo a la Ley y la Estrategia de Economía Sostenible". Por ello, hará que Europa siga apostando por reducir las emisiones de CO2 hasta un 30 por ciento en 2020 y financie a los países con más necesidades para que afronten la reducción de emisiones.

Según apuntó, los socialistas incrementarán su compromiso de construir un nuevo modelo de desarrollo económico sostenible que "dejará atrás las políticas de especulación y consumo ilimitado de recursos naturales".

"Sabemos que estamos poniendo los cimientos de un nuevo derecho de ciudadanía, probablemente el que mejor define el concepto de la solidaridad intergeneracional, y en esta tarea vamos a empeñar nuestros esfuerzos", concluyó.