Actualizado 13/10/2010 18:54 CET

Ecologistas: España paga los 638 millones de euros como castigo

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El responsable de Cambio Climático de Ecologistas en Acción, Pablo Cotarelo, ha afirmado, en declaraciones a Europa Press, que el pago de 638 millones de euros por parte de España para lograr los objetivos de reducción de emisiones a un 15 por ciento como parte del Protocolo de Kyoto "es una forma de cumplir con un castigo por no haber hecho los deberes a tiempo" y se ha mostrado crítico con este tipo de medidas que, a su juicio, no suponen más que un parche a la reducción de emisiones reales en España.

Así, ha asegurado que el pago es "una forma de hacer cumplir un tratado, pero sin ningún tipo de permanencia para el futuro, ya que no supone una inversión sino que es una especie de multa". Además, Cotarelo ha criticado que no se lleven a cabo los cambios estructurales necesarios en España y que, sin embargo, se haga este tipo de pagos que, en su opinión, "no contribuyen de manera estructural a una reducción permanente de las emisiones".

"No estamos de acuerdo con que se utilicen este tipo de parches aunque, evidentemente, incumplir acuerdos internacionales que se ratifican obliga a que, si no se han hecho las inversiones y las medidas necesarias y los cambios estructurales que implica, hay que hacer frente a este tipo de pagos, que se efectúan con dinero público y que se deja de utilizar en tareas mucho más productivos en el mismo ámbito", ha explicado.

También, el responsable de la campaña de Energía de Greenpeace, José Luis García, ha señalado que este pago es "consecuencia de que España no se ha tomado en serio la reducción de misiones". "El protocolo de Kyoto se aprobó en el año 1997 y se repartieron las responsabilidades a los países, España sabía lo que tenía que hacer pero no lo hizo por lo que ahora toca afrontar las consecuencias económicas", ha explicado.

En este sentido, ha denunciado que "no sólo se trata del pago de estos 638 millones de euros", sino que se "están gastando dinero de todos los españole en subvencionar las actividades que más hacen aumentar las emisiones, como es el Decreto de Ley sobre el Carbón, que va a suponer un mayor gasto".

Por su parte, la responsable de Cambio Climático de WWF, Mar Asunción, ha señalado que, para evitar estos pagos habría que "emplear el dinero en reducciones internas en nuestro país, que son permanentes, y que, además, contribuyen al desarrollo sostenible que no aumenta las emisiones por lo que, luego, no hay que compensarlas comprando derechos en el exterior".

Con ésto se ha referido a "apoyar un cambio de modelo energético basado en la eficiencia energética, en donde España tiene un gran potencial", y que, a su juicio, "son medidas que hay que impulsar en tiempos de crisis".

Por ello, Asunción ha animado al Gobierno "a que sea más decidido y coherente en sus políticas" porque "al final nos cuesta mucho más a todos los españoles". "También pedimos de manera decidida las energías renovables que son las únicas que han demostrado que tienen un potencial importante para convertirse en una alternativa para un modelo energético realmente sostenible", ha añadido.

Para leer más