España participará hasta final de agosto en la III ronda de negociación para lograr un Tratado Global para los Océanos

Publicado 19/08/2019 17:09:35CET
El cambio climático provoca el blanqueamiento de los corales
El cambio climático provoca el blanqueamiento de los corales - HOEG GULDBERT - Archivo

   MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

   España participa hasta el 30 de agosto en la III ronda de negociaciones de Naciones Unidas cuyo objetivo es lograr un Tratado Global para los Océanos en 2020 que sea un instrumento jurídico vinculante que permita regular la protección y uso sostenible de las aguas de alta mar.

   La cita se desarrolla en la sede de Naciones Unidas de Nueva York donde se discutirán estos días temas como el uso de mecanismos de gestión basados en zonas geográficas; el establecimiento de áreas de protección marina; el acceso a los recursos genéticos marinos; la creación de capacidad y la transferencia de tecnología marina o la evaluación de impacto ambiental en aguas internacionales.

   El compromiso de los 193 Estados miembro es lograr a final de 2020 un texto que regule las aguas internacionales, que suman más de dos tercios del total de los océanos.

   El futuro Convenio de Naciones Unidas sobre biodiversidad más allá de las fronteras nacionales (en inglés Biodiversity Beyond National Jurisdiction, BBNJ) será un instrumento internacional jurídicamente vinculante relativo a la diversidad biológica marina de las zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional, en el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS), que en su artículo 192 establece que "los Estados tienen la obligación de proteger y preservar el medio marino".

   En concreto, promoverá la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica en zonas más allá de la jurisdicción nacional, es decir, las zonas económicas exclusivas que pueden alcanzar en general las 200 millas desde las líneas de base o la plataforma continental.

   Esto que comprende el lecho y el subsuelo de las áreas submarinas que se extienden más allá de su mar territorial y a todo lo largo de la prolongación natural de su territorio hasta el borde exterior del margen continental, o bien hasta una distancia de 200 millas marinas contadas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar territorial.

   En los casos en que el borde exterior del margen continental no llegue a esa distancia y en las crestas submarinas, el límite exterior de la plataforma continental no excederá de 350 millas marinas contadas desde las líneas de base a partir de las cuales se mide la anchura del mar territorial.

   En esta tercera ronda se discuten por ejemplo los mecanismos de gestión basados en zonas geográficas, como establecer áreas de protección marina como las que existen en aguas territoriales de muchos Estados, el acceso a los recursos genéticos marinos; la creación de capacidad y la transferencia de tecnología marina, o la evaluación del impacto ambiental en aguas internacionales.

   Las dos anteriores tuvieron lugar en septiembre de 2018 y en marzo y abril de 2019, y la cuarta se espera para el segundo semestre de 2020. El objetivo es tener el nuevo Convenio aprobado en la Asamblea de Naciones Unidas a finales de 2020.

   El Ministerio para la Transición Ecológica considera que el futuro convenio es particularmente importante para España, por ser un país con gran tradición marítima y pesquera, y cuyas aguas albergan la mayor biodiversidad marina de Europa, además de estar presentes en la práctica totalidad de los foros internacionales en los que se regulan hasta la fecha distintos aspectos marinos y marítimos.

   En este sentido, son destacables, entre otros, los Convenios regionales de protección del medio marino (OSPAR y Barcelona), las organizaciones regionales de pesca, las organizaciones internacionales que regulan el transporte marítimo (Organización Marítima Internacional) y la explotación de los fondos marinos (Autoridad de los Fondos Marinos), así como los foros científicos y tecnológicos internacionales relacionados con el mar y sus recursos.

   En la actualidad, España es el segundo país de la UE en aguas marinas, solo por detrás de Portugal y alberga la mayor biodiversidad marina de Europa, ya que está en tres regiones biogeográficas con unas características muy diferenciadas: mediterránea, atlántica y macaronésica.

   España cuenta en la actualidad un 12 por ciento de aguas marinas protegidas, dos puntos más del 10% exigido por el Convenio de Biodiversidad Biológica.

BARDEM, LA VOZ DE GREENPEACE EN LA ONU

   Precisamente, con motivo del inicio de la tercera ronda, el actor español Javier Bardem participa este lunes en la ciudad neoyorkina en un acto en Times Square para reclamar urgentemente el nuevo Tratado Global que permita la protección del 30 por ciento de la superficie oceánica en 2030.

   Además, participará en un debate a las 13.15 horas (21.15 horas en España) en la sala de conferencias de Naciones Unidas junto a la científica ambiental de la Universidad de Nueva York Jennifer Jacquet; la bióloga marina y responsable de la campaña 'Protect the Oceans' de Greenpeace Alemania Sandra Schottner; la estratega política de Greenpeace Internacional, Sofia Tsenikli y la fundadora de Women4Oceans, Farah Yasmin Obaidullah.

   Bardem recuerda que los océanos están "al borde del colapso". "Todos tenemos nuestra parte de culpa. Por eso ahora también todos tenemos que asumir nuestro papel asegurando un Tratado Global de los Océanos fuerte y sólido", ha reclamado.

Contador

Para leer más