Publicado 23/08/2018 12:58CET

Los españoles pagarían más por un pescado obtenido con estándares más altos de bienestar animal, según un estudio

Peces
COMPASSION IN WORD FARMING

   MADRID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Los españoles están dispuestos a pagar hasta un 24 por ciento más por un pescado obtenido con estándares más altos de bienestar animal, según se desprende de una encuesta elaborada por Compassion in Word Farming y Eurogroup for Animals.

   La encuesta también recoge que el 73 por ciento de los españoles piensa que los peces son animales sensibles y nueve de cada diez están de acuerdo en que el bienestar de los peces en general debería ser protegido del mismo modo en que se protege a otros animales que sirven de alimento.

En cuanto al bienestar de los peces, un 97 por ciento piensa que es esencial o importante que los peces se críen en aguas limpias y no contaminadas, un 96 por ciento cree que deben estar sanos y libres de enfermedades y un 95 por ciento opina que tienen que tener un ambiente adecuado para nadar y expresar sus comportamientos naturales.

   Por otro lado, un 93 por ciento considera que los peces tienen que vivir con el menor sufrimiento posible, un 89 por ciento indica que deben ser sacrificados mediante un método rápido e indoloro y un 86 por ciento apunta que pueden disfrutar de su vida.

    Asimismo, la gran mayoría de los españoles (un 88 por ciento) dicen que les gustaría ver más información acerca del bienestar de los peces en el etiquetado de todos los productos de pescado, siendo la opción preferida una etiqueta independiente.

   "Esta encuesta confirma el creciente interés de los ciudadanos por el bienestar animal en España, incluyendo ahora también a los peces, cuya sensibilidad está demostrada y cada vez más tenida en cuenta de manera común. Esperamos que nuestro gobierno y los ministerios pertinentes valoren la solicitud de los ciudadanos para que se aplique un etiquetado transparente en todos los sentidos", ha declarado la representante para España de Compassion in World Farming, Patricia de Rada.