La Ley de Montes de Galicia inicia su tramite entre críticas

Inicio Del Trámite De La Ley De Montes
EUROPA PRESS/REMITIDO
Actualizado 24/04/2012 14:40:41 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de Ley de Montes de Galicia ha iniciado su trámite parlamentario entre críticas de la oposición en el pleno de la Cámara autonómica a un texto que tildan de "ideológico" e "incendiario".

Por su parte, la consejera do Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, ha destacado que la norma nace de más de dos años de trabajo y debate en el seno del Consejo Forestal, por lo que tiene "espíritu de apertura" con el objetivo de "dinamizar" el monte gallego.

En esta línea, ha enumerado pretensiones de la Xunta como el fomento de los aprovechamientos de los recursos del monte mediante herramientas como las 'sofor' --sociedades de fomento forestal--, la lucha contra el abandono, el impulso de la "reinversión" de los beneficios y la "corrección" del minifundismo.

Frente a esto, las portavoces del PSdeG y el BNG, Sonia Verdes y Tereixa Paz, han reclamado la devolución del texto y su sustitución por uno alternativo, respectivamente; pero los votos en contra del PPdeG han rechazado sendas enmiendas, por lo que el texto prosigue ahora su tramitación en el Parlamento autonómico.

"DEBATE Y CONSENSO"

En su intervención, Quintana ha hecho hincapié en la "trayectoria de debate y consenso" seguida por el texto legal, fruto de "más de 30 reuniones" de los responsables del departamento autonómico "con 20 organizaciones" presentes en el Consejo Forestal de Galicia.

Asimismo, ha indicado que, durante su exposición pública, la norma recibió 345 aportaciones de 37 colectivos y personas que modificaron "más del 75% de los artículos del anteproyecto", que cuenta con 170 puntos. También ha reivindicado la consejera la integración de un 46% de las recomendaciones realizadas por el Consejo Económico e Social (CES).

LEY DE INCENDIOS

La nueva Ley de Montes modifica diferentes aspectos de la Ley de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia, cuestión controvertida para los grupos de la oposición. A este respecto, la titular de Medio Rural ha defendido que "se mantiene el espíritu" de aquella norma pero se busca "mejorar su aplicabilidad".

"Se racionalizan las franjas de protección", ha resaltado Rosa Quintana, sobre el cambio que establece la nueva normativa, que supone rebajar de 100 a 50 metros la franja en torno a edificaciones en la que la vegetación debe estar "controlada" y de 50 a 30 un segundo perímetro en el que no puede haber especies pirófitas --como pinos y acacias-- que favorecen el fuego.

Este extremo ha recibido duras críticas de las portavoces de la oposición. Así, la parlamentaria nacionalista Tereixa Paz ha asegurado que la Ley de Montes "fulmina no solo la ley, sino la política de prevención de incendios forestales" y le ha dicho a la consejera que si esta "no es aplicable de momento es por falta de voluntad y no por ningún defecto" del texto.

En esta línea, ha afirmado que la ley implanta el municultivo de especies de rápido crecimiento y, con ello, no permite "ningún tipo de discontinuidad" en los montes de la comunidad, algo que ha visto clave, por ejemplo, en el incendio de las Fragas do Eume, donde la discontinuidad actuó como "verdadero cortafuego natural".

Por su parte, la diputada socialista Sonia Verdes ha arremetido contra lo que observa como "una ley incendiaria" y "para quemar Galicia", pues "acerca el fuego a las casas" mediante la reducción de las franjas de protección.

"HACHAZO" AL DESARROLLO RURAL

Otro reproche común a PSdeG y BNG se refiere al establecimiento de un modelo "forestalista y economicista", en palabras de Verdes. A juicio de la portavoz de medio rural del PSdeG, la ley "da el hachazo final a las políticas de desarrollo rural" y "vía libre a la forestación de las tierras agrarias".

Es una ley que "prende la mecha para que ardan los montes y para acabar con las esperanzas de quienes creen en el futuro del rural", ha aseverado.

En este sentido, la portavoz del Bloque en asuntos forestales ha acusado a los populares de querer aprobar una norma "ideológica" y "profundamente neoliberal", que, en su opinión, "expresa la renuncia a la intervención pública para el cumplimiento de los objetivos" de desarrollo rural y ordenación del monte.

"Dejando en mano de los mercados y de la iniciativa privada la resolución de los principales problemas", ha apostillado Tereixa Paz antes de reprobar "un modelo colonial" que sirve a la llegada "de grandes empresas energéticas".

Por su parte, la parlamentaria del PPdeG Emma Álvarez Chao ha rechazado las críticas de la oposición, "frases poco elegantes", que, a su juicio, "no se ajustan a la realidad". La ley, "lo que pretende es la ordenación de forma sostenible del monte gallego", ha subrayado, para justificar el apoyo de su grupo al proyecto.