Limitar el calentamiento a 1,5ºC para cumplir el Acuerdo de París exigirá descarbonizar un 15,2% al año, según PwC

Una plataforma de extración de gas en aguas de China
Una plataforma de extración de gas en aguas de China - XINHUA
Publicado: miércoles, 5 octubre 2022 17:25

   MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Limitar el calentamiento global del planeta a 1,5 grados centígrados, que es el objetivo de cumplimiento del Acuerdo del Clima de París exigirá una tasa de descarbonización anula del 15,2 por ciento, un nivel "nunca visto", según concluye un informe elaborado por PwC que avisa de que ninguna de las 20 primeras economías va lo suficientemente rápido.

   El trabajo 'Informe Net Zero Economy Index' señala que el año pasado la reducción de la intensidad de carbono en la economía global fue del 0,5 por ciento, aunque en España las emisiones de CO2 por unidad de Producto Interior Bruto (PIB) crecieron un 4,39 por ciento durante 2021.

   El informe concluye que ninguno de los países que forman parte del G-20 (las veinte economías más desarrolladas del mundo) está descarbonizando sus economías lo suficientemente rápido como para poder limitar el calentamiento global del planeta a 1,5ºC en 2050.

   El índice Net Zero Economy Index 2022 señala que si se quiere cumplir con los objetivos del Acuerdo de París que se refrendaron en la Cumbre del Clima celebrada en Glasgow (Reino Unido) en noviembre de 2021 (COP26) se debería reducir a un ritmo anual del 15,2 por ciento a nivel global, mientras que en 2021 las descarbonización apenas avanzó un 0,5 por ciento, lo que representa el nivel más bajo de los diez últimos años.

   En concreto, en 2021 nueve de las veinte mayores economías --que suponen el 80% de las emisiones relacionadas con el uso de la energía-- aumentaron su intensidad de carbono.

   El trabajo refleja que China consiguió reducir la intensidad de carbono un 2,8 por ciento, mientras que aumentó en Estados Unidos un 0,1 por ciento; India el 2,9 por ciento; Japón, 0,6 por ciento; Alemania, 1,7 por ciento y Francia, 1,4 por ciento.

   Por su parte, España incrementó un 4,39 por ciento la intensidad de sus emisiones respecto al año anterior. A pesar de ello, la intensidad de emisiones en España se encuentra al mismo nivel que la media de la UE y por debajo de la media mundial, siendo esta en España de 132

   tCO2/$m PIB y a nivel mundial de 266 tCO2/$m PIB.

   El socio responsable de Sostenibilidad y Cambio Climático de PwC, Pablo Bascones, ha señalado que la recuperación del consumo de energía tras el parón de actividad por la pandemia en el 2020, acompañado de una mayor tasa de consumo de combustibles sobre el total de energía primaria, ha llevado a un "empeoramiento de la intensidad de emisiones en España respecto al ejercicio 2020".

   "Los resultados del año 2021 nos recuerdan que debemos actuar de forma urgente si queremos alcanzar una economía neta cero. Los países en su conjunto, e individualmente todas las organizaciones públicas y privadas, deben acelerar sustancialmente la tendencia actual de reducción de emisiones absolutas. Si fallamos en esta tarea, los costes de adaptación al cambio climático seguirán aumentando", ha destacado.

   El estudio considera que a pesar de estos datos las empresas siguen impulsando la agenda climática, motivadas por los cambios en el entorno normativo y de consumo, y por el mayor reconocimiento por parte de los inversores de la importancia de una transición hacia una baja emisión de carbono.

   Sin embargo, advierte que el actual contexto geopolítico, marcado por el aumento de los precios de la energía y las amenazas al suministro, está favoreciendo el uso de los combustibles fósiles a corto plazo.

Más información