Publicado 18/04/2022 17:29

El Ministerio de Agricultura destina casi 648.000 euros a Fundación Artemisan para proyectos de conservación de la caza

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, firma un convenio de colaboración con el presidente de Fundación Artemisan, José Luis López-Schümmer, por el que destinará casi 648.000 euros a proyectos de conservación de la caza.
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, firma un convenio de colaboración con el presidente de Fundación Artemisan, José Luis López-Schümmer, por el que destinará casi 648.000 euros a proyectos de conservación de la caza. - FUNDACIÓN ARTEMISAN

   Planas justifica el acuerdo como una muestra del compromiso del Gobierno con la caza sostenible y responsable

   MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y el presidente de la Fundación Artemisan, José Luis López-Schümmer, han firmado un convenio de colaboración por el que el primero destinará a esta entidad cerca de 648.000 euros para proyectos de conservación de la fauna.

   Entre los objetivos de la subvención figuran la puesta en marcha del Observatorio Cinegético; un programa de Cotos Demostrativos y Cotos Pilotos y otras iniciativas de monitorización y gestión de fauna silvestre.

   Para la Fundación Artemisan, esta inversión del Ministerio es un "reconocimiento al esfuerzo realizado" por el sector de la caza y a la validez de los datos recogidos y un primer paso para la recuperación de la caza de la tórtola y para blindar la perdiz.

   El convenio, en el que se lleva trabajando 3 años y que cuenta con una inversión total de 1.295.644,44 euros financiada al 50 por ciento por ambas entidades, se desarrollará durante 4 anualidades y tendrá como finalidad el desarrollo del Observatorio Cinegético y la puesta en marcha del nuevo proyecto de Cotos Demostrativos Pilotos.

   Con ello, se financiará el Observatorio Cinegético, un sistema pionero de ciencia ciudadana que la fundación impulsó hace algo más de dos años y que está dado lugar a una red de censadores de especies a través de la aplicación CensData, que permite obtener información en tiempo real de la situación de las distintas poblaciones.

   Esta información, aportada por cazadores voluntarios, se registra posteriormente en una plataforma web y después es analizada por el equipo científico de Fundación Artemisan. Su propósito es contar con datos rigurosos que ayuden en la correcta toma de decisiones de gestión por parte de los propios cazadores y de las administraciones.

   Por otro lado, el convenio permitirá poner en marcha un nuevo proyecto 'Cotos demostrativos y cotos pilotos, investigación e innovación en los cotos de caza', cuyo objetivo es recuperar poblaciones de perdiz roja, tórtola europea y aves esteparias en España mediante la creación de una red de cotos en los que implementar medidas de gestión agraria y cinegética.

   Se trata de la continuación del proyecto RUFA, Red de Cotos Unidos por el fomento de Perdiz Roja y aves esteparias, en el que la fundación lleva trabajando e invirtiendo fondos desde hace 3 años y que se extiende ahora a la tórtola europea para recuperar su gestión cinegética.

   Entre las acciones que se desarrollarán figuran mejoras de hábitat, aportación de agua y alimento, control de predadores y molestias, caza sostenible y monitorización de poblaciones, así como de coordinación, divulgación y educación.

   El ministro Planas ha explicado que la firma del acuerdo es una muestra del compromiso del Gobierno con la caza responsable y sostenible que genera valor añadido y oportunidades para el medio rural, enfocado, en este caso, a la recuperación de aves cinegéticas.

   De este modo, ha valorado la colaboración de Fundación Artemisan con el Ministerio a través de los foros de cooperación sectorial y, en especial, durante la redacción de la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética, aprobada por unanimidad el 7 de marzo.

   Por su parte, para la Fundación Artemisan este el "primer paso" hacia la recuperación de la caza de la tórtola, ya que la puesta en marcha de este tipo de iniciativas era un requisito establecido por la comisión para retomar su gestión cinegética.

   Además, en el caso de la perdiz, es un avance importante para blindar una especie que corre el peligro de ver aumentado su estatus de protección en el año 2025, lo que supondría el final de su caza.

   El presidente de Fundación Artemisan, José Luis López-Schümmer, ha destacado la apuesta y el esfuerzo que está llevando a cabo la entidad, gracias al apoyo de sus socios, benefactores y colaboradores, en ampliar el conocimiento del estado de las poblaciones para defender la caza y el modelo de gestión cinegética sostenible de especies como la tórtola o la perdiz roja.

   En la misma línea, ha agradecido al Ministerio la apuesta por los proyectos de la fundación y ha insistido en la necesidad de que las administraciones públicas se impliquen en las iniciativas que está llevando a cabo el sector, que "tienen como protagonistas a las personas que mejor conocen el campo y que más invierten y se implican en la conservación, cazadores y gestores".

   Según informa el Ministerio, estas actuaciones se complementarán, en las próximas semanas, con la firma de un convenio de encomienda de gestión con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a través del Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos (IREC) para implantar un mecanismo de gestión cinegética adaptativa de la tórtola europea asociada a la gestión del hábitat.