Pedro Sánchez anuncia 20 millones de euros para el Fondo de Pérdidas y Daños

822601.1.260.149.20231201154701
Vídeo de la noticia
30 November 2023, United Arab Emirates, Dubai: People arrive in Expo City to attend COP 28. The UN Climate Change Conference, known as COP28, kicks off in Dubai on 30 November as world leaders descend on the Gulf nation for two weeks of climate talks. Pho - Beata Zawrzel/ZUMA Press Wire/dp / DPA
Actualizado: viernes, 1 diciembre 2023 17:12

   MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que España aportará 20 millones de euros al nuevo Fondo de pérdidas y daños, para ayudar a los países en desarrollo a paliar los efectos del cambio climático. Esta financiación, se sumará a otros 5 millones de euros que se aprobaron para poner en marcha la Red de Santiago, una iniciativa lanzada hace un año en Egipto para proporcionar asistencia técnica en pérdidas y daños.

   Así lo ha expresado el presidente en su intervención en el segmento de alto nivel que se celebra este viernes en la XXVIII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP28) que se celebra en Dubai (Emiratos Árabes Unidos).

   Sánchez ha subrayado la urgencia de parar la deforestación de la Amazonía, objetivo para el ha dicho que España va a destinar este año dos millones de euros al proyecto de 'Bonos medioambientales sostenibles y socialmente responsables' de la Amazonía que apoyarán a Brasil, Ecuador, Colombia y Perú.

   Además, ha manifestado que para lograr mantener el límite de incremento global de temperatura en 1,5ºC es necesario llegar al pico global de emisiones de gases de efecto invernadero en 2025 y después "deben caer con fuerza el resto de la década".

   Para ello, Sánchez ve imprescindible que de forma simultánea se aplique la propuesta --sugerida por la Agencia Internacional de la Energía-- de triplicar las capacidad de las energías renovables y duplicar los objetivos de eficiencia energética esta misma década y, al mismo tiempo, poner fin a la producción y al consumo de combustibles fósiles para la energía.

   "Tenemos tecnologías para replantearnos las infraestructuras energéticas y cumplir con estos objetivos", ha valorado Sánchez, que ha expuesto a los cerca de 198 países representados en la COP28 que España, en ese sentido, ya ha aumentado su compromiso de reducción de emisiones GEI hasta un 56 por ciento y el objetivo de energía renovable en la generación eléctrica hasta un 81 por ciento, con la meta de cerrar el año 2025 como la última central térmica de carbón en España.

   En materia de adaptación y resiliencia ha abogado que el objetivo del Acuerdo de París contra el cambio climático sea "operativo y medible", para lo que ha animado a "explorar vías" para adaptarse más allá de los planes nacionales.

   Sánchez ha mostrado el respaldo de España a las iniciativas del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para contar con sistemas de alerta temprana "para todos".

   "Nuestros avances colectivos demuestran que todavía tenemos una oportunidad de salvar el planeta, pero tenemos que elevar nuestra ambición, nuestro compromiso y lograrlo creo que está al alcance de la humanidad", ha concluido.

   En su opinión, la emergencia climática está causando "estragos" y la comunidad internacional está "lejos" de cumplir los objetivos marcados en París, pero Sánchez ha subrayado que esta COP ofrece una "oportunidad" de adoptar una "nueva agenda climática reforzada, justa y equitativa" marcada por el resultado del balance mundial en las tres agendas climáticas.

   El presidente ha urgido a "aprovechar" esa oportunidad en financiación, porque considera necesaria una nueva arquitectura que facilite el acceso a los fondos, que elimine las trabas, que identifique nuevas oportunidades.

   En su intervención, Sánchez ha apostado por incluir los objetivos climáticos en el centro de las políticas económicas y fiscales, por desarrollar los mercados de carbono robustos, atajar el problema de la deuda, aumentar el espacio fiscal para los países más vulnerables.

   Igualmente, ha demandado una nueva fiscalidad internacional que se rija por el principio de quien contamina paga y facilitar entornos "propicios" para fomentar inversiones, innovación y cooperación climática.