Podemos quiere destinar el 2,5% del PIB a reducir un 50% las emisiones de CO2 en 2030 y un 100% de renovables en 2040

Publicado 05/04/2019 14:11:27CET
Pablo Iglesias anuncia que en caso de llegar al Gobierno indultará al hombre det
ENRIQUE PALOMARES - EUROPA PRESS

   Promete el cierre de las nucleares antes de 2024, huir de grandes embalses "franquistas" y transporte gratuito para menores de 26 años

   MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Podemos quiere movilizar el 2,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) del capital para reducir a la mitad las emisiones de CO2 en 2030 y en un 90 por ciento en 2040, reducir a la mitad en diez años la producción energética con combustibles fósiles mediante el cierre de las centrales nucleares antes de 2024 y las centrales de carbón en 2025.

   Según consta en el programa electoral con el que Unidos Podemos concurre a las elecciones generales el próximo 28 de abril y al que ha tenido acceso Europa Press, con estas propuestas el partido morado quiere lograr una energía generada en 2040 con un cien por cien de fuentes renovables y para este fin aboga por crear una empresa pública de energía que conceda ayudas directas para invertir en instalaciones renovables.

   En el marco energético, el programa de Podemos promete nacionalizar, mediante la recuperación de la gestión pública, de las centrales hidroeléctricas cuyas concesiones en manos privadas caduquen y prohibirá la compraventa de derechos concesionales de agua, un recurso que ve convertido en un producto financiero.

   "Impediremos por ley el tráfico de este bien común, vinculado a las grandes obras del agua que solo benefician a las grandes constructoras y a los fondos de inversión", señala el programa morado que recuperará "para lo público" la gestión del agua en una legislatura.

   En materia de agua, Podemos quiere "abandonar la política de grandes embalses", a la que define como un "viejo modelo franquista de pantanos y obras faraónicas que han hundido y obligado a abandonar tantos pueblos" por una gestión inteligente, eficiente y ecológica del agua.

   En cuanto a la eficiencia, apuesta por la rehabilitación energética de al menos 500.000 viviendas al año y por reducir la factura de la luz, mientras en movilidad quiere que antes de 2025 el 25 por ciento de los coches sean eléctricos o funcionen con otras tecnologías alternativas a los combustibles fósiles y hasta el 70 por ciento en 2030 para llegar al 100 por cien en 2040.

   Para ayudar a la lucha contra el cambio climático y la transición ecológica, el programa de Podemos prevé la bajada del impuesto de matriculación y de circulación a los coches híbridos y eléctricos, la reforma del IRPF para desgravar el uso de abonos de transporte público y la adquisición de electricidad cien por cien renovable. También gravará a las empresas energéticas que produzcan energías no renovables.

   Así, quiere lograr esta apuesta mediante una línea de inversión público-privada para desarrollar nuevas baterías, con ayudas y líneas de inversión para implantar el coche eléctrico o de tecnologías alternativas, creando una red inteligente de infraestructuras de recarga y con ayudas a los consumidores para comprar vehículos eléctricos, híbridos o que funcionen con tecnologías alternativas.

   Para Podemos, la movilidad debe pasar por acometer un plan de inversiones en infraestructuras ferroviarias de "justicia territorial" para atender a la demanda de transporte de tren de "todos" los municipios de más de 20.000 habitantes en 2030.

   Otra de sus apuestas en movilidad, en este caso urbana, es transitar hacia un transporte público, bajo en emisiones, con vehículos eléctricos, bicicletas, autobús, tranvía o metro, en el que el precio del billete se ajuste al nivel de renta de los usuarios, al tiempo que promete una tarjeta única de transporte gratuita para menores de 26 años y a "precio asequible" para el resto de la población.

   Con un Gobierno de Podemos, los jóvenes menores de 26 años tendrían casi gratis, a precio de un euro el trayecto en el transporte colectivo urbano, metropolitano, comarcal entre islas y provincial.

   En el camino hacia la descarbonización, el programa de Unidos Podemos para el 28 de abril pasa por acometer una estrategia de reindustrialización verde y de economía circular.

   En materia ambiental el programa de la formación morada promete intensificar la lucha contra los incendios y mejorar las condiciones laborales de los bomberos forestales; atajar la contaminación del aire, mediante la extensión del modelo de Madrid Central al resto de ciudades con problemas de contaminación del aire.

   También promete Podemos frenara el avance de la desertificación y ve "urgente" implantar un plan de restauración hidrológico-forestal, por ejemplo con la recuperación y replantación de una masa forestal acorde a cada ecosistema.

   Otras medidas ambientales pasan por "acabar" con el fracking en España y por elaborar una política de pesca que asegure ingresos dignos para los pescadores y que sea respetuosa con la sostenibilidad de los caladeros.

BIENESTAR ANIMAL

   También plantea recuperar el patrimonio natural y potenciar la biodiversidad y, en ese ámbito, aprobará una Ley de Bienestar Animal en la que se introducirá una rebaja del IVA de los servicios veterinarios del 21 al 10 por ciento y la alimentación para animales del 10 al 4 por ciento.

   Además, promete aumentar la protección animal un incremento en la protección a través de la creación de unidades especializadas en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y tipificar el delito de maltrato de animales salvajes, así como aumentar las penas al abandono de animales.

   Si Podemos gana las elecciones lo hará con la promesa de implantar mejoras en el control de los animales domésticos y la posibilidad de que puedan acceder sin problemas a medios de transporte, centros públicos, albergues e instituciones de protección y con la intención de mejorar el control de la producción de animales de consumo con la instalación de cámaras, con inspecciones y exigir aturdimiento previo al sacrificio y se pasará a "métodos éticos" para el control de población de animales silvestres.

   En esa línea, eliminará las ayudas y subvenciones relacionadas con la tauromaquia y se prohibirán espectáculos que impliquen maltrato animal, ya que modificará el Código Civil para reconocer a los animales como seres que sienten, de modo que "nunca más" serán consideradas como "bienes cualesquiera".