Publicado 13/12/2021 13:28CET

La presidenta de la CH del Ebro confía en poder minimizar las inundaciones recuperando el cauce natural del río

El Ebro ha alcanzado 1.709 metros cúbicos por segundo en la ciudad de Zaragoza
El Ebro ha alcanzado 1.709 metros cúbicos por segundo en la ciudad de Zaragoza - EUROPA PRESS

   MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro, María Dolores Pascual, ha admitido que las inundaciones no se pueden evitar pero sí confía en poder minimizarlas y reducir sus efectos a través de la recuperación del cauce natural del río.

   En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Pascual ha asegurado que la situación de la avenida del Ebro puede estar "más o menos controlada" desde que el pasado domingo sobre las 23.00 horas la crecida alcanzase al primer pueblo de Aragón.

   No obstante, ha asegurado que hay técnicos en el río mirando esas defensas junto con el servicio del 112 de la comunidad autónoma de Aragón "por si hubiera que hacer algún refuerzo"

   En su valoración de la situación, considera que hay afecciones "limitadas" y una vez la avenida ha pasado ya por el pueblo de Novillas, ahora se dirige aguas abajo.

   A su paso ha explicado que alguas zonas están protegidas con defensas longitudinales que "en algunas ocasiones han sufrido algún daño en otras similares como el 2015 y se han reforzado por parte de la Confederación el año atrás".

   Asimismo, ha explicado que la actuación de la Confederación respecto a la provisión de la punta de la avenida "se ha hecho con tiempo" y ha defendido que los servicios de emergencias de la comunidad autónoma han tenido tiempo suficiente para adecuar todas las medidas preventivas".

   Por tanto, considera que la situación puede ser "más o menos controlada", gracias a que hay dos cosas que se han hecho bien entre todos, como los sistemas de previsión a través de modelos matemáticos que permiten anticipar lo que va a pasar, sabiendo que son modelos con un gran porcentaje de incertidumbre y, en segundo lugar que, desde 2015 y las avenidas de 2018, la confederación ha iniciado una "batería de actuaciones que pretende que el río pueda recuperar su cauce, aguas arriba de estos municipios afectados porque están muy cerca del río".

   "Esas actuaciones se han hecho hace 3 ó 4 años con inversiones importantes del Ministerio de Transición Ecológica", ha precisado.

   Si bien, ha admitido que estas actuaciones no van a evitar inundaciones, sí cree que podrán minimizarse y llegar a "poder compatibilizar las actividades económicas de la región, sobre todo la agraria, con unas avenidas del río Ebro, que se producen cada cierto tiempo".