2018 terminará con tiempo estable, con algunas lluvias en el noroeste, nieblas, cencelladas y temperaturas suaves

Belén del Hospital San Juan de Dios
HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS
Publicado 21/12/2018 12:00:42CET

   MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El año 2018 terminará con tiempo estable, con algunas lluvias en el noroeste, nieblas en el interior y algunas heladas acompañadas de cencellada y, en general temperaturas suaves para estas fechas, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

   El fin de semana previo a la Nochebuena y la Navidad el tiempo será estable y no se esperan precipitaciones, aunque sí habrá intervalos de nubes altas, nieblas y nubes bajas matinales en ambas mesetas y en el valle del Ebro.

   Sin embargo, en el oeste de Galicia habrá nubosidad con precipitaciones este viernes, pero tenderá a remitir el sábado. Las nieblas podrían ser persistentes localmente en los valles del Duero y Ebro y en las depresiones de Huesca y Lérida y también podrán darse calimas en Canarias.

   En las temperaturas no se prevén cambios significativos en las temperaturas de modo que seguirán por encima de los valores normales aunque tenderán a ser más bajas en zonas de niebla y serán más altas en las montañas. Las heladas no serán significativas y quedarán restringidas a las zonas altas de montaña de la mitad este peninsular.

   En cuanto al viento, soplará del sureste en Canarias, de Levante en el Estrecho y de componentes sur y oeste en Galicia y Baleares, siendo flojo en general en el resto. El domingo en el oeste de Canarias soplarán los vientos con intervalos de fuerte.

   Por otro lado, en la semana del 24 al 30 de diciembre la AEMET espera que persistan las altas presiones y el tiempo seguirá parecido con predominio de cielos poco nubosos y con amplias zonas de nieblas y nubes bajas matinales en el interior peninsular y podrán ser localmente persistentes. Desde el jueves las nieblas podrían acompañarse de cencellada, principalmente en la meseta Norte.

   El lunes 24 de diciembre se mantendrá la probabilidad de calimas en Canarias y alguna precipitación el martes en su extremo oeste. También para terminar el año existe una pequeña probabilidad de precipitaciones en Galicia la primera mitad de la semana y se extenderá esa probabilidad después al Cantábrico y alto Ebro así como, a partir del viernes, a zonas del Mediterráneo.

   Al final del periodo, aunque la incertidumbre es mayor, la probabilidad de precipitaciones es superior en el Cantábrico oriental y, en cuanto a las temperaturas se observa un probable descenso gradual de las temperaturas, con heladas que serán débiles en los Pirineos, en las mesetas y en zonas de montaña, aunque las más intensas se prevén en Pirineos.

   Las temperaturas diurnas seguirán aún en valores por encima de lo normal para esta época excepto en las zonas de niebla.

   El día de Nochebuena el viento soplará del sur en Canarias, con especial intensidad en las islas occidentales y después tenderá a amainar y es probable que a partir del jueves o el viernes se restaure el habitual régimen de alisios.

Contador