Aceite.- La Unió-COAG exige medidas de control "urgentes" a la importación de productos agrarios de terceros países

Actualizado 26/04/2008 16:05:46 CET

VALENCIA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Unió-COAG exigió hoy en un comunicado a la Comisión Europea que adopte medidas "urgentes" de control en sus fronteras de los productos agrarios procedentes de países terceros, en relación con la medida adoptada ayer por el Ministerio de Sanidad y Consumo de extremar las precauciones en el consumo de aceite de girasol procedente de Ucrania.

Según explicaron, la detección de la presencia de sustancias minerales en este aceite "pone de manifiesto la falta de un sistema de inspección eficaz de las importaciones de productos agrícolas y ganaderos de países de fuera de la Unión Europea".

La prueba de ello está, para La Unió, en que "mientras cuatro países (España, Francia, Italia, Holanda y Reino Unido) adoptan medidas preventivas, el resto de estados miembros no toman ninguna decisión al respecto". Todo ello, continuaron, "sin que las autoridades comunitarias, que al fin y al cabo son las máximas responsables, se pronuncien al efecto".

La Unió criticó "la desidia de las autoridades comunitarias en los controles en frontera de estos productos que ponen en peligro la seguridad alimentaria de los consumidores europeos". Por todo ello, recomendaron a los consumidores "que no adquieran este tipo de aceite y que se consuma aceite de oliva virgen o virgen extra de procedencia española o valenciana".

En este sentido, explicaron que "nuestro aceite de oliva cumple escrupulosamente las normas de calidad europeas, que no se les exigen a los aceites importados y, por lo tanto, registra las máximas garantías sanitarias para los consumidores". Por último, destacaron que el aceite de oliva virgen o virgen extra "es natural, sin ningún tipo de procesado industrial, que aporta mayores beneficios para la salud".