Actualizado 09/05/2007 00:19 CET

El arzobispo de Pamplona niega haber recomendado el voto para los partidos de extrema derecha

MADRID, 8 May. (OTR/PRESS) -

El arzobispo de Pamplona, Fernando Sebastián, aclaró hoy que no recomendó nunca el voto para los partidos de extrema derecha y achaca esta impresión a una "interpretación equivocada" de sus palabras. Argumenta que sólo se refirió a partidos como Falange Española, Comunión Tradicionalista Católica o Alternativa Española en relación a que quieren "asumir la doctrina social católica" y que, por este aspecto, "merecen alguna consideración y respeto".

Ante lo que considera una "interpretación equivocada" de sus palabras, el arzobispo de Pamplona, Fernando Sebastián, salió hoy en su propia defensa para desmarcarse de los partidos de extrema derecha, y para los que supuestamente había solicitado el voto en una conferencia impartida el pasado 17 de marzo en León sobre la situación actual de la Iglesia.

Algunos medios incluyeron las palabras de Sebastián en las que hablaba de que "existen algunos partidos como la Falange Española de las JONS, Comunión Tradicionalista Católica, Alternativa Española o Tercio Católico de Acción Política que quieren ser fieles a la Doctrina Social de la Iglesia" y que, como tales, "son dignos de consideración y apoyo".

El arzobispo dio hoy otra conferencia, esta vez en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, en la que explicó sus valoraciones y dijo que "en España hay algunos partidos políticos, muy poco significativos políticamente" y que "quieren asumir la doctrina social católica en su integridad". "Como tales, merecen un respeto", añadió.

"CURIOSA CASUALIDAD"

Fernando Sebastián señaló que en "ningún momento" de su intervención de marzo aludió "a quién deben votar" los ciudadanos", sino con qué criterios morales deben jugar los católicos su particular papel en política. Destacó que la Iglesia como institución tampoco orienta las elecciones de los creyentes, al tiempo que tacha de "curiosa casualidad" que se seleccionen sus polémicas declaraciones justo "cuando comienza a calentarse el clima electoral"

El arzobispo de Pamplona reiteró que nunca apoyaría un partido que "no fuera sinceramente democrático". Además, se negó a aceptar "que la confesión de fe católica en la vida pública sea interpretada como una posición de extrema derecha". La Iglesia, en cambio, está aprendiendo "a vivir con dolor como minoría en una sociedad que se manifiesta fuertemente secularizada". Sebastián relacionó esta desvinculación de los ciudadanos respecto a las creencias con la interpretación de España como un Estado aconfesional. "No es verdad, en ningún párrafo de la Constitución sale la descripción de un Estado laico", concluyó el prelado, y sí aparece "el valor positivo de la libertad religiosa como parte del bien común que el Gobierno tiene que proteger y favorecer".

Durante su comparecencia cargó también contra los que "quieren imponer el laicismo como única filosofía de la vida pública española", entre los que mencionó al PSOE y al manifestó que este partido redactó para el aniversario de la Constitución. Dentro de la Iglesia "hay muchos católicos que quieren ser progresistas en un país donde ser progresista es estar de buenas con el PSOE", expuso el arzobispo.