Actualizado 17/09/2009 01:23 CET

La Asamblea de Madrid aprueba reforzar la figura del profesor




   MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -  

   La Asamblea de Madrid aprobó este miércoles, con los 67 votos del Partido Popular y la abstención de PSOE e Izquierda Unida (53), una resolución que insta al Gobierno regional a adaptar "las medidas necesarias para reforzar la figura del profesor" mediante la remisión a esta Cámara de un Proyecto de Ley de Autoridad del Profesor.

   Pese a que el espíritu de esta Ley es compartido por la oposición, la medida estrella de la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, en este Debate del Estado de la región, contó con el voto desfavorable al no estar acompañada de ningún plan económico para mejorar la inversión autonómica en educación.

   Asimismo, la resolución aboga por extender la enseñanza bilingüe a la Educación secundaria, tal y como señaló ayer Aguirre en su turno de exposición, abundando así en una promesa de la pasada primavera.

   Por otra parte, el texto aprobado solicita al Gobierno de la nación que adopte las medidas necesarias para eliminar el retraso que existe en la homologación de títulos académicos por parte del Ministerio de Educación de aquellos extranjeros que están residiendo en situación legal dentro del territorio español.

   Frente a esta resolución, el portavoz adjunto del PSOE en la Asamblea de Madrid José Manuel Franco aseguró hoy que su partido está dispuesto a trabajar de forma conjunta con el Gobierno regional para alcanzar un "gran acuerdo" de Educación en Madrid, mientras que la portavoz de IU, Inés Sabanés, reiteró en la misma dirección, la necesidad de poner en marcha un paquete de medidas urgentes contra las tasas de fracaso escolar en la educación obligatoria.

   Franco explicó la resolución sobre Educación, que fue rechazada por los populares, e hizo hincapié en que en "época de crisis, la educación y la formación es lo más importante si cabe", por lo que ante la "falta de correspondencia de la Formación Profesional y el mercado laboral", instó a todos a ver si son "capaces de buscar un gran acuerdo por la educación en Madrid". "Estoy dispuesto a trabajar para conseguirlo", apostilló.

   Según los socialistas, es "urgente y necesaria" una reflexión conjunta sobre las salidas y las soluciones que todos tienen para que de manera conjunta sean capaces de "superar la situación actual y avanzar hacia cotas de éxito escolar, excelencia, calidad y equidad educativa que se correspondan con el desarrollo, las potencialidades y las propias exigencias de una sociedad como la madrileña".

   Como ya anunció esta mañana la portavoz socialista en el Parlamento madrileño, Maru Menéndez, este acuerdo social pasaría por la creación de una Comisión parlamentaria de Estudio, que permita analizar a fondo la situación educativa actual y, "sobre todo, las medidas que se deben desarrollar para mejorar sensiblemente el rendimiento escolar del alumnado y el conjunto de indicadores de calidad".

   De hecho, los socialistas esperaban que del desarrollo y conclusiones de esta comisión, se podrían extraer datos y criterios "suficientemente contrastados para presentar en la Cámara una Ley de Educación de la Comunidad de Madrid.

   Por su parte, para IU es necesario, además del Plan de Medidas Urgentes, una Ley de Financiación de la Educación Madrileña que contemple un aumento de la inversión en los presupuestos educativos de la Comunidad de Madrid pasando de manera gradual y progresiva del 2,69 por ciento del PIB actual hasta el 4,31 por ciento en un plazo de próximos 4 años, equiparándolos así a la media del Estado.

   También abogan por la elaboración de un Proyecto de Convivencia "democrático y participativo" que ponga el acento en la prevención y que sirva como marco de desarrollo para que todos los centros educativos elaboren, con la participación efectiva de todos los sectores de la comunidad educativa, "sus propias normas de convivencia que serán aprobadas por los Consejos Escolares de cada centro y que garantizarán su aplicación".