Actualizado 17/12/2013 21:14 CET

Asociaciones de tráfico consideran un "retroceso importantísimo" que algunas infracciones pasen a ser faltas

Accidente El Provencio
EUROPA PRESS

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones de víctimas de accidentes y de tráfico han manifestado sus dudas ante la reforma del Código Penal aprobada este viernes por el Consejo de Ministros, porque en materia de tráfico podría tener repercusiones negativas en la sociedad.

Así, en declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA), Francisco Cannes, ha manifestado su preocupación por los cambios en el Código Penal en materia de tráfico y ha señalado que suponen un "retroceso importantísimo" para las víctimas.

Según ha explicado el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la reforma contempla que aquellas faltas que eran consideradas leves en relación con tráfico pasarán a tener una tramitación de carácter administrativo al tiempo que las faltas hasta ahora graves seguirán siendo delictivas.

A este respecto y a falta de conocer el texto definitivo, Cannes ha explicado que hasta ahora, en las faltas de carácter delictivo contaban con un atestado que realizaban la Guardia Civil o la Policía Local. Sin embargo, si esto pasa a ser falta administrativa, podría no ser necesario el atestado.

Además, como segunda consecuencia, ha indicado que esto significará que no habrá intervención del forense, por lo que acreditar las lesiones de las víctimas pasará a ser una cuestión de las víctimas. "A la víctima se la va a penalizar mucho más. Antes la administración intervenía en el proceso pero ahora la cuestión pasará a ser un acuerdo entre las partes", ha advertido.

A su juicio, esto supone un "retroceso importantísimo", porque una falta administrativa irá por la vía penal, lo que quiere decir que se tendrán que pagar tasas, impuestos y serían necesarios los peritos de parte y significa, en la práctica, "privatizar el acuerdo entre las partes los delitos de tráfico".

Además, ha aventurado que estas modificaciones no van a reducir la litigiosidad y que, por el contrario, se deja a las víctimas en manos del más fuerte a la hora del juicio que, costará más tiempo y dinero. En definitiva ha reiterado que este es un paso atrás importantísimo en los derechos de los ciudadanos.

Por su parte, la directora de la Asociación para la Prevención de Accidentes de Tráfico (PAT), Eugenia Domenec, está "totalmente" en contra de que se puedan despenalizar las imprudencias de tráfico cuando tengan como resultado heridos, lesiones o fallecidos, una cuestión que, en su opinión, no debe ser considerado mera falta administrativa, sin que haya implicación del Ministerio Fiscal.

En este sentido, su propuesta es que en el accidente de tráfico en el que resulte fallecida o lesionada alguna persona se considere como una infracción grave o muy grave en la Ley de Seguridad Vial y que, por tanto, esto siempre se considere delito.

Para leer más