Autoescuelas digitales crean una plataforma para defender la educación vial online

Publicado 05/02/2019 14:40:52CET

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Autoescuelas digitales como Dribo, MiCarnet, Miteórico, Obikar, PracticaTest y Súper Express, entre otras, han creado una plataforma para defender la educación vial online y un modelo de enseñanza basado en la innovación y el uso de las nuevas tecnologías.

La plataforma además, nace en respuesta a la voluntad de la DGT de implantar formación presencial obligatoria de 8 horas para sacarse el carné de conducir, un cambio que pretende entrar en vigor en julio de 2019.

Según informa la recién creada Plataforma de Autoescuelas Digitales (PAD), estos centros digitales de formación abogan por una formación integral, creando entornos de interacción eficaces con contenidos audiovisuales, seguimiento de alumnos y una asesoría permanente con profesores cualificados.

Así, "conscientes de la importancia de concienciar y sensibilizar hacia actitudes responsables al volante", la PAD ha propuesto un proyecto educativo para preconductores como alternativa a la formación obligatoria teórica presencial que pretende entrar en vigor en julio de 2019.

Según señala la plataforma, el informe ha sido presentado ya a la DGT. El proyecto basa su actuación en "un enfoque preventivo y busca potenciar la creación de actitudes y comportamientos para la convivencia pacífica y el uso eficiente y sostenible de nuestro entorno vial".

Según indica el portavoz de PAD, Miguel González-Gallarza, la propuesta de la DGT "incrementaría el precio del carné de conducir, añadiría costes extras de desplazamiento y dificultaría el acceso a colectivos especialmente vulnerables".

González-Gallarza defiende que "la formación online es un modelo plenamente integrado en el sistema educativo español y utilizado por las mejores instituciones académicas", por lo que sostiene que "no se puede justificar científicamente que la formación presencial garantice una mejor calidad educativa para obtener el carné".

"Estamos totalmente comprometidos con la necesidad de mejorar la formación de los futuros conductores, pero no entendemos que para ello sea necesario exigir una asistencia presencial, coartando así la libertad del alumno para elegir dónde y cómo quiere estudiar, y erosionando la libre competencia, así como el esfuerzo económico y personal que han realizado muchas pequeñas autoescuelas por digitalizarse", asegura el portavoz.

Y concluye: "Las autoescuelas tradicionales y digitales podemos y debemos convivir en un mercado que cada vez más exige propuestas rupturistas, adaptadas al entorno digital. Este freno normativo nos hace retroceder muchos años. Es como si se prohibiese por decreto el modelo de las universidades a distancia para proteger los intereses de la universidad convencional".

Para leer más