24 de febrero de 2020
 

Blázquez ve su nombramiento como cardenal como un nuevo "estímulo" y subraya que su disponibilidad es "mayor"

Publicado 09/01/2015 23:51:34CET

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Valladolid Ricardo Blázquez ha incidido este viernes en que su nombramiento como cardenal supone para él un nuevo "estímulo" y ha subrayado que la "confianza" mostrada por el Papa con esta elección suscita en él una "disponibilidad mayor".

El presidente de la Conferencia Episcopal Española ha dicho sentirse "profundamente agradecido" por el Papa Francisco por su nombramiento como cardenal y ha asegurado que la "confianza" depositada en él "es un nuevo estímulo en la senda del ministerio confiado".

"Ha suscitado en mí una disponibilidad mayor", ha reiterado Blázquez en declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press. En este sentido, ha dicho sentir "un gozo y alegría profundas" pero también "gratitud por el gesto de confianza de cara al futuro".

Su elección como cardenal también supone, en su opinión, un reconocimiento a su trayectoria. "También he querido verlo como un reconocimiento a una larga trayectoria ministerial con muchas sombras y también con algunas luces seguramente", ha explicado el arzobispo de Valladolid.

Blázquez ha trasladado su disposición a colaborar en todo aquello que la Iglesia le pida y a dar su opinión "con gran libertad". "Desde la responsabilidad y el buen saber", ha concretado, "sabiendo que no tenemos el secreto de las cosas pero que podemos colaborar".

INSTRUMENTALIZAR EL NOMBRE DE DIOS

El arzobispo de Valladolid también se ha referido a los atentados registrados en París y ha condenado "con absoluta nitidez" este tipo de actos. En esta línea, ha pedido no "instrumentalizar" el nombre de Dios "para eliminar personas" o "humillar" a otros seres.

"A Dios le debemos un supremo respeto y la fe en Dios nos infunde a todos un respeto también por los demás", ha apostillado Blázquez, quien ha dicho unirse al grito de rechazo ante "estos acontecimientos luctuosos".

"Quedamos profundamente apenados y desconcertados", ha concluido el presidente de la Conferencia Episcopal.

Para leer más