Camps insta a "corregir la inflación legislativa" para que las normas no se conviertan en "obstáculos" al urbanismo

Actualizado 01/07/2009 16:29:04 CET

VALENCIA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, instó hoy a los arquitectos españoles, que se reúnen en el Palacio de Congresos de Valencia en su IV Congreso, a que trasladen a los poderes públicos "de qué manera se debe corregir la inflación legislativa" que afecta al sector de la construcción y del urbanismo para que las normas "no se convierta en un obstáculo a la hora de tomar decisiones importantes en el diseño de las ciudades".

El jefe del Consell intervino hoy en la inauguración del IV Congreso de Arquitectos de España organizado por el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, que se celebra desde esta jornada y hasta el viernes en el Palacio de Congresos de Valencia. En el acto participó también la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el presidente del Consejo Superior de Arquitectos de España, Carlos Hernández Pezzi.

Camps señaló a los arquitectos que existe una "inflación legislativa", ya que, en España, no sólo existe el Parlamento nacional, sino otros 17 autonómicos, que "van creando" normas propias. En su opinión, eso lleva a una "incompatibilidad legislativa", por lo que consideró que el estado de las autonomías "no puede convertirse en una ineficacia de gestión de algo tan importante como la planificación del futuro".

De este modo, se comprometió a "tomar buena nota" de las conclusiones del Congreso, aunque reconoció que esta idea puede parecer "paradójica" viniendo de un presidente autonómico. No obstante, insistió en que, "a veces, con muchas cosas se termina diciendo nada, y eso hace que la legislación lejos de ser un elemento potenciador se convierta en un obstáculo que genera desconfianza en el promotor, en el arquitecto, o en el ayuntamiento correspondiente".

El jefe del Consell, admitió que aunque esta reunión llega en un momento "complicado, vale la pena olvidarse durante dos o tres días del contexto económico para planificar con fuerza y tranquilidad lo que tiene que ser el futuro". Añadió que "es bueno que este Congreso se celebre" para que salgan de aquí "proyectos de optimismo y confianza"

En este sentido, animó al sector a ser "optimista y confiado", para que "sigan haciendo buenas planificaciones, buenas ciudades, y buenas edificaciones en el sentido de comodidad, de habitabilidad, y de belleza".

Así, destacó la importancia del papel de los arquitectos, ya que de su trabajo, las generaciones venideras "leerán lo que fue la España del siglo XXI". Del mismo modo, hizo hincapié en la relevancia de determinadas obras planificadas durante la anterior crisis económica, como la Avenida de las Cortes Valencianes o el propio Palacio de Congresos.

"Aquello que se planeó en momentos de crisis es hoy una realidad, y si en los años 90 se hubieran parado a pensar en la situación económica, hoy no existiría este lugar para reunirse", manifestó el presidente de la Generalitat.

REVISIÓN DEL PGOU

Por su parte la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, recordó que la ciudad se encuentra inmersa en un proceso de revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que se está llevando a cabo "desde un claro enfoque territorial" y "atendiendo a valores medioambientales y paisajísticos, desde un amplio proceso de consulta y participación ciudadana".

La primera edil subrayó que el consistorio valenciano ha desarrollado un urbanismo "con la premisa fundamental de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos", al tiempo que "más humano, para hacer una ciudad cada día más habitable y atractiva".

Asimismo, hizo hincapié en que Valencia ha sido "pionera" en desarrollar procedimientos urbanísticos para que el 60 por ciento de los suelos quedaran como dotacionales, además de "la primera ciudad española en establecer reservas obligatorias para la construcción de viviendas para promoción pública".

Barberá consideró que Valencia "merece convertirse en la capital de la arquitectura española" con la celebración de este Congreso que, recordó, llega 13 años después de la última reunión nacional que mantuvieron los profesionales de este campo en Barcelona. Asimismo, el evento coincide con el Centenario de la Exposición Regional Valenciana.

Al respecto, la alcaldesa mostró su agradecimiento a los organizadores del Congreso por "contribuir a engrandecer la conmemoración del centenario de la exposición regional al elegir la ciudad de Valencia como sede para albergar" el evento.

El Congreso lleva por lema 'Nuevas formas del ejercicio profesional en España, Europa y el Mundo' y se fija como objetivo replantear el compromiso de los arquitectos con la sociedad. Los casi 1.500 profesionales acreditados abordarán la actual coyuntura como un tiempo para rehacer objetivos y definir proyectos de los arquitectos y los colegios, en un nuevo contexto económico, social y ambiental. Al final del Congreso se elaborará un documento de síntesis con dos mensajes, uno dirigido a los arquitectos y otro a la sociedad.