Actualizado 20/06/2007 21:50 CET

El CGPJ expedienta a la juez de Motril que dejó 437 días en prisión a un recluso absuelto

MADRID, 20 Jun. (OTR/PRESS) -

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó hoy por unanimidad abrir un expediente a Adelina Entrena, la jueza de Motril que dejó por despiste 437 días en prisión al recluso J.M.C desde que fuera absuelto en el juicio, asi como retrasos en la puesta en libertad de menor duración de otros dos presos. Este no es el primer expediente que se le abre a la magistrada. Entrena fue sancionada anteriormente por ralentizar un juicio en el que intervenía su ex pareja y que ella misma interpuso por malos tratos.

La Comisión Disciplinaria ha hecho suya la propuesta del Servicio de Inspección en lo relativo a las cuatro faltas muy graves. Tres de ellas son por desatención del artículo 417.9 y se deben al retraso sufrido en la excarcelación de tres presos. El caso del que estuvo irregularmente en prisión 437 días motivó la presentación de una querella contra la magistrada por la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por un delito contra los derechos fundamentales. La admisión a trámite de esta querella hizo que la Comisión Permanente del CGPJ suspendiera cautelarmente a la juez Entrena.

Las otras dos excarcelaciones, detectadas durante la inspección realizada en su Juzgado, son las de un hombre acusado de malos tratos que estuvo 35 días encarcelado irregularmente, y otro preso que estuvo 38 días en prisión sin que le correspondiera. La Comisión Disciplinaria ha decidido dar traslado al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Granada del informe realizado por el Servicio de Inspección y del acto de visita de conocimiento extraordinaria, realizada el pasado 6 de junio, por si también considera necesario actuar penalmente contra la juez Entrena estos dos casos.

La otra falta grave, prevista en el 417.14, consiste en ignorancia inexcusable de los deberes judiciales, ya que la juez no dispuso las más mínimas cautelas legales para dar cumplimiento de sus obligaciones, puesto que no puso en marcha un listado de presos ni había dado instrucciones a los funcionarios del juzgado para que estuvieran al tanto de la situación de los encarcelados.

EXPEDIENTE ANTERIOR

El expediente abierto hoy se suma al abierto en noviembre por falta muy grave por haber abusado de su condición de juez para ralentizar la celebración de un juicio contra su ex pareja por la denuncia que ella misma interpuso contra él por amenazas y lesiones.

El Servicio de Inspección del CGPJ propuso en noviembre la apertura de un expediente por falta muy grave, consistente en la utilización de su cargo de juez "fuera de los cauces y funciones legales con la finalidad de obtener ventajas injustificadas no amparadas en dicho cargo". Inspección afirmaba que "intenta conseguir favorecer al imputado en la causa sustrayendo el procedimiento de la normal tramitación que venía acordada con el objeto de ralentizarlo".

Tras la denuncia, por amenazas y lesiones sufridas por ella y por su hija, la magistrada se abstuvo de tramitar la causa. El juicio por los hechos se suspendió en dos ocasiones, la última, el 30 de agosto del año pasado, por incomparecencia de la magistrada, quien remitió una nota a la secretaria judicial que decía: "Al final no voy. Dile al juez y haz constar que por diligencia telefónica te he comunicado que mi hija no se encontraba bien. Que tiene los exámenes mañana y que aportaré un parte médico. Luego lo transformas en su caso en un procedimiento ordinario y lo pones a la cola de los demás juicios. Gracias, tu jueza".

Con el objetivo de depurar otras responsabilidades que se hayan podido producir en el caso de los presos no excarcelados cuando les correspondía, la Comisión Disciplinaria ha decidido dar traslado del caso a la Fiscalía General del Estado, la Inspección Fiscal, el Ministerio de Justicia, el Colegio de Abogados de Granada, la Consejería de Justicia de Andalucía y la Dirección General de Instituciones Penitenciarias. De esta forma, valorarán en el ámbito de sus competencias si la actuación del Ministerio Fiscal, los abogados, los funcionarios del Juzgado y el centro penitenciario de Albolote fue correcta o tuvo alguna implicación en el resultado.

En cualquier caso, todo lo investigado por el Consejo le será enviado al instructor de la causa penal abierta contra la juez Entrena por la querella de la Fiscalía por si es relevante para su investigación.