La comisión parlamentaria de RTVE eleva a la Mesa del Congreso la petición del PP de disponer de más preguntas

Actualizado 05/03/2012 20:09:14 CET
Barreda
EUROPA PRESS/PSOE

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Mesa de la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de control parlamentario a RTVE ha decidido este lunes a puerta cerrada elevar a la Mesa del Congreso la propuesta del PP de disponer de un mayor número de preguntas en dicha comisión, de acuerdo con su hegemonía en las dos cámaras, un nuevo reparto que perjudicaría a los grupos minoritarios dado que el número total de cuestiones por sesión está limitado a 26.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes parlamentarias, tal y como ya se adelantó la semana pasada tras la comparecencia del presidente de turno en febrero de RTVE, José Manuel Silva, donde se explicó que el PP, en una 'reunión interna', solicitó al presidente de dicha Comisión Mixta, el socialista José María Barreda, que trasladase a la Mesa del Congreso su deseo de retrasar el calendario de comparecencias del presidente de la Corporación.

Previamente, una semana antes, el Grupo Parlamentario Popular había presentado un escrito a la Mesa del Congreso en el que solicitaba una modificación de la resolución de Cortes Generales de 2007, en la que se distribuía el número de iniciativas que le corresponde formular a cada grupo en esta comisión mixta.

UN MÁXIMO DE 26 PREGUNTAS

En concreto, está estipulado que en la comisión se formulen un máximo de 26 preguntas al presidente de la Corporación y, como mínimo, cada grupo parlamentario cuenta con dos. Ello supone que en la actual legislatura, los seis grupos minoritarios absorben 12 preguntas, restando 14 para PP y PSOE.

Según aseguraron las mismas fuentes, el PP quiere modificar esta resolución con el argumento de que no se ajusta a la situación actual del arco parlamentario, donde el PP cuenta con más de 340 parlamentarios entre diputados y senadores, mientras que el PSOE cuenta con cerca de 180 y el resto está muy lejos de esos parámetros (el tercer grupo sería CiU con menos de la treintena de diputados y senadores).

Dado que el número total de preguntas está tasado, un máximo de 26, incrementar la cuota del PP implicaría reducírsela a los demás, y en este caso podrían verse perjudicados grupos como IU-ICV-CHA, UPyD, Entesa o el PNV, que sólo tienen representación en una de las dos cámaras.

A priori, la siguiente comparecencia debería producirse a finales de marzo y el presidente de turno ya no sería el candidato de CiU, sino el vocales propuestos en su día por el PP, Jesús Andreu.