Actualizado 09/04/2010 14:04 CET

El Consejo de Ministros pedirá hoy autorización al Congreso para el envío de militares a Somalia

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno tiene previsto dar luz verde durante la reunión del Consejo de Ministros a una petición de autorización al Congreso de los Diputados para el envío de militares españoles en el marco de una misión de entrenamiento de las tropas somalíes (EUTM) que estará liderada por España y que tiene como principal objetivo capacitar a las fuerzas del país africano para combatir la insurgencia islamista presente en su territorio.

Al frente del contingente estará el coronel español Ricardo González Elul, y el objetivo de la misión es ayudar al Gobierno de transición somalí a controlar un país dominado en determinadas áreas por la insurgencia y que enfrenta la amenaza de la piratería frente a sus costas.

España liderará esta misión europea de formación de 2.000 soldados somalíes en Uganda, que estará plenamente operativa el próximo 1 de mayo y los instructores españoles tendrán el cometido de entrenar a los suboficiales que luego deberán regresar a Mogadiscio para ayudar al Gobierno Federal de Transición a hacerse con el control de la capital.

Los 38 militares españoles, en su mayoría procedentes de la Academia de Infantería de Toledo, también han recibido una formación especial sobre las particularidades tanto de Uganda como de los futuros soldados y su riesgo allí es "mínimo", según explicó este jueves el coronel al mando de la misión, el español Ricardo González Elul.

Un avión con material militar que transportará el cuartel general de la misión al completo saldrá el próximo 23 de abril de Madrid en dirección a Kampala, donde estará la mayoría del personal español. El grueso de los entrenadores, que proceden de un total de trece Estados miembros de la UE, se ubicará en el campo de formación de Bihanga.

"El objetivo es intentar formar la columna vertebral de la futura fuerza de seguridad somalí y ponerla a disposición del Gobierno de Transición para recuperar el control de la capital", explicó el coronel a la prensa.

La meta del Gobierno somalí es contar con un Ejército de 10.000 hombres y ha pedido ayuda para la formación de 6.000 efectivos de los cuales 4.000 ya han sido o están siendo entrenados gracias a la cooperación bilateral, especialmente de Uganda. La UE se encargará, por tanto, de adiestrar a los 2.000 restantes y lo hará en dos turnos de seis meses de manera que la misión de la UE finalizará a finales de mayo de 2011.

Los europeos trabajarán en estrecha cooperación con la Unión Africana, Naciones Unidas y Estados Unidos, que será el encargado de proporcionar armas a los futuros soldados, aunque se tratará sólo de armanento ligero y el entrenamiento se centrará más en el desarrollo de habilidades que en el manejo de material de seguridad.

Los futuros soldados han sido seleccionados siguiendo varios criterios establecidos por el propio Gobierno somalí junto a la Misión de la Unión Africana para Somalia (AMISOM), de manera que procedan de todas las regiones del país, tengan una actitud general y específica positiva, carezcan de violaciones de derechos humanos en su curriculum y sean mayores de 18 años.

Una vez formados, será el Gobierno Federal de Transición somalí junto con AMISON quien supervisará la adecuada integración de los soldados en el Ejército progubernamental. Para evitar deserciones o que ingresen en las filas de la piratería, recibirán un sueldo y serán objeto de seguimiento.

EVITAR DESERCIONES

Aunque no hay una garantía total de poder evitar que acaben abandonando el Ejército una vez formados, el coronel español confía en que con el programa de integración y de control de las tropas formadas por AMISOM y la continuidad en el pago de salarios se retendrá "casi la totalidad" de los soldados entrenados.

"El éxito internacional consistirá en mantener a largo plazo el esfuerzo que está haciendo ahora la UE en todos aquellos aspectos políticos, económicos y de desarrollo junto con el esfuerzo militar", resume González Elul.

España, el Estado miembro que más contribuirá a la misión, enviará 38 militares. Francia desplegará 26, Italia 18, Portugal 15 y Alemania 13. La intención de los 27 es contribuir con esta iniciativa a promover la paz y el desarrollo en Somalia, de manera paralela a la operación 'Atalanta' de lucha contra la piratería en el mar.

Los efectivos europeos se repartirán entre el cuartel general situado en la capital ugandesa, Kampala, y el campo de formación de Bihanga. Habrá también una oficina de enlace en Nairobi (Kenia) y una célula de apoyo en Bruselas.