Consejos para actuar frente al exceso de calor

RECURSO
EUROPA PRESS
Actualizado 20/07/2018 12:08:17 CET

MADRID, 20 Jul. (EDIZIONES) -

Esta semana han aumentado las temperaturas en España y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha puesto la alerta amarilla en varias provincias. Con vistas a estos fenómenos, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social recomienda seguir una serie de pasos para evitar los problemas de salud asociados a las altas temperaturas.

Las personas mayores, tanto si viven solas o son dependientes, o aquellas que padecen alguna enfermedad (cardiovascular, cerebrovascular, respiratoria, renal, neurológica, diabates, etc.) son algunos de los grupos con más riesgo. Según indican desde el Ministerio, en estos casos es importante consultar con el médico las medidas suplementarias que resulten necesarias de adoptar.

En cuanto a los mayores, deben "ser visitados o controlados al menos una vez al día (mejor dos) por un miembro de la familia, amigo o vecino, por los servicios sanitarios o de cuidados a domicilio", explican. Un consejo extensible a los niños de cero a cuatro años, que no deben dejarse solos nunca en automóviles al sol o con las ventanas cerradas.

¿Qué precauciones deben tomarse?

El Ministerio indica una serie de medidas para evitar los problemas asociados al calor. Recomiendan beber mucha agua o líquidos sin esperar a tener sed, evitando bebidas alcohólicas, té, café, cola o las muy azucaradas. Esto debe combinarse con una alimentación ligera que sirva para compensar las pérdidas de sales por el sudor, como ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos.

En cuanto a la vida en el interior, mantener las persianas bajadas para evitar que el sol entre directamente o no abrir las ventanas cuando la temperatura exterior es alta, son algunas de las acciones más recomendables. El Ministerio pide moderar el uso de ventiladores, ya que a partir de los 35 ºC, los ventiladores solamente mueven el aire.

En el exterior, decisiones como permanecer en lugares frescos, a la sombra o climatizados pueden evitar problemas asociados al calor. También aconsejan usar sombreros para protegerse del sol y prendas de colores claros, debido a su capacidad para reflejar la radiación solar en lugar de absorberla.

Problemas de salud asociados al calor

En cuanto a los problemas principales que pueden aparecer, el Ministerio enumera principalmente tres.

Los calambres musculares aparecen en piernas y brazos "sobre todo si se suda mucho durante una actividad intensa", según explican. En caso de detectarse, recomiendan detener toda actividad y descansar en un lugar fresco, beber zumos ligeros y bebidas deportivas diluidas en agua y en caso de extenderse más de una hora, consultar los síntomas con el médico.

El agotamiento por calor, que aparece tras varios días de altas temperaturas, aparece debido a una sudoración excesiva que reduce los fluidos corporales y la restauración de las sales. Una persona que experimente síntomas como debilidad, fatiga, mareos, náuseas o desmayos, debe descansar en un lugar fresco, reponer con bebidas el líquido perdido y como en el caso anterior, acudir a un centro de salud si los síntomas se mantienen o empeoran después de una hora.

Cuando el cuerpo no puede controlar el incremento de temperatura, llegando a alcanzar los 40,6 °C, puede experimentar un golpe de calor. Este problema que el Ministerio considera "grave", aparece junto a síntomas como la sequedad o coloración roja de la piel, el aumento del pulso cardíaco, los dolores intensos de cabeza, la sensación de confusión o la pérdida de conciencia.

Ante un golpe de calor, el Departamento aconseja llamar al servicio de urgencias y durante la espera, permanecer en una habitación oscura mientras se aplican paños de agua fría sobre el cuerpo. También aconseja los baños y las duchas frías. Según señalan: "Sin ayuda médica urgente, un golpe de calor puede ser fatal".

Para más información, el Ministerio recomienda llamar a 902 22 22 92, el teléfono de la Cruz Roja.