Actualizado 28/06/2007 23:43 CET

Los detenidos intentaron cobrar la recompensa contactando con los padres de Maddy por una abogada de Málaga

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La pareja detenida la pasada madrugada en la urbanización de Sotogrande (Cádiz) intentó ponerse en contacto con los padres de la pequeña Madelaine McCann, secuestrada en El Algarve el pasado 3 de mayo, con la intención de cobrar el rescate ofrecido, informó hoy la Policía española. Según fuentes de la Policía Judicial portuguesa, citadas por el diario 'Correio da Manha', el hombre se puso en contacto una abogada de Málaga y le dijo que sabía "cosas" sobre la desaparición de la niña inglesa.

El hombre, D.C., es de nacionalidad italiana y sobre él pesaba una orden internacional de detención por un delito de asociación ilícita, vinculado al crimen organizado, según averiguó la Policía española en el transcurso de sus pesquisas. Esa orden fue cursada por las autoridades de Francia, país en el que el individuo había cumplido 18 meses de prisión por haber maltratado a su hija.

La detención del italiano se debe a la orden de detención y al intento de cobro del rescate. El Juez de Torremolinos ha decretado el Secreto Sumarial. Según el citado diario luso, el italiano está fichado como presunto falsificador de obras de arte y está siendo investigado por su presunta implicación en un intento de asesinato contra un juez en Francia.

CASA "SUPERPROTEGIDA"

Mientras, el portavoz de la Policía Judiciaria, Olegaria Soussa, confirmó las dos detenciones efectuadas por las autoridades españolas pero no quiso relacionarlas con la desaparición de la niña. "Hasta el momento no está confirmado que la pareja esté implicada en el caso de la desaparición de Madeleine McCann", indicó.

Según indicaron fuentes próximas a la investigación a Lusa, después de ser detenido, el ciudadano italiano se mostró disponible a hablar sobre la desaparición de la niña inglesa, pero la Policía duda de su credibilidad. Estas fuentes indicaron que el hombre vivía en una casa "superprotegida" cerca de Cádiz, lo que dificultó la operación de detención.