España ha recibido este año tres cargamentos de uranio enriquecido en Rusia, aunque ENUSA busca stocks en otros países

Archivo - Barras de combustible de uranio para las centrales nucleares, que se fabrican en la fábrica de ENUSA en Juzbado (Salamanca).
Archivo - Barras de combustible de uranio para las centrales nucleares, que se fabrican en la fábrica de ENUSA en Juzbado (Salamanca). - ENUSA - Archivo
Actualizado: sábado, 6 mayo 2023 9:47

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

   MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

   España ha recibido este año tres cargamentos de uranio enriquecido en Rusia, dado que no está sujeto a restricciones derivadas de las sanciones a Rusia por la guerra contra Ucrania, pero la empresa estatal ENUSA está buscando otras opciones diversificar su suministro con el fin de garantizar el combustible necesario para el funcionamiento de las centrales nucleares españolas.

   En respuesta a una pregunta parlamentaria del diputado de Unidas Podemos, Juan López de Uralde al respecto del origen del uranio que se quema en las centrales nucleares españolas, el Gobierno indica que "no existe actualmente una urgencia por importar uranio de origen ruso" dado el acopio existente y las actuaciones para flexibilizar el suministro desde otros países.

   En concreto, informa de que ENUSA ha recibido tres transportes de uranio enriquecido de origen ruso, uno en Estados Unidos (EEUU), otro en el Reino Unido y el tercero en Alemania.

   El Ejecutivo ha indicado que estos países han permitido la entrega en su territorio del uranio de origen ruso. En total se han recibido aproximadamente 18 toneladas de este mineral ya enriquecido procedentes de Rusia a través de Estados Unidos, que fueron transportadas a España el 22 de marzo para el consumo de los reactores nucleares españoles.

   Sin embargo, el Gobierno incide en que ante la situación bélica en Europa y la recomendación de la Unión Europea para reducir la dependencia energética de origen rusa, ENUSA ha adoptado las medidas necesarias para paliar los efectos de la eventual falta de suministro de uranio ruso.

   Estas medidas buscan optimizar las flexibilidades que permiten los contratos existentes con otros suministradores, los stocks de uranio de que se dispone, y complementado con compras de uranio adicionales si

   resulta necesario.

   Con la flexibilización de los contratos existentes con otros suministradores, así como en función de los stocks de uranio de que se dispone, no existe actualmente una urgencia por importar uranio de origen ruso.

   Esta política de diversificación de acopios de uranio y los stocks que disponen las empresas eléctricas españolas, garantizan el

   suministro a las centrales nucleares españolas durante los próximos años.

   Las importaciones de uranio varían según las necesidades del parque nuclear, según está reflejado en el Informe Anual de EURATOM.

   No obstante, el Gobierno afirma que hasta el momento ninguna de las sanciones impuestas a Rusia derivadas del conflicto bélico de Ucrania afecta a las líneas de negocio de ENUSA ni a la importación de materias primas como el uranio.

   De cualquier forma, el Gobierno responde a Unidas Podemos que cualquier clase de sanción o restricción que afecte a la importación de cualquier producto o materia prima desde otro país, debe ser contemplada desde el marco de la Unión Europea e igualmente se puedan establecer medidas coordinadas para suplir las necesidades europeas desarrollando capacidades europeas igual que se están haciendo en otros ámbitos y sectores.

Leer más acerca de: