Actualizado 14/07/2013 15:03 CET

La Estrategia de Mato contra la Violencia de Género "no es coherente"

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género adscrito al Consejo General del Poder Judicial, Inmaculada Montalbán, considera que la Estrategia estatal contra la Violencia de Género diseñada por el Ministerio de Sanidad que preside Ana Mato "no es coherente con las reformas legislativas que está desarrollando" el resto del Gobierno, especialmente en administraciones públicas, educación y Código Penal.

   En una entrevista con Europa Press, Montalbán se refería así a la Estrategia Nacional contra la violencia de género, más de 250 medidas encaminadas a reforzar la protección de las víctimas y sus hijos, la vigilancia de los maltratadores, la sensibilización y la lucha contra otras formas de violencia, como la trata. Cuenta con un presupuesto de 1.593 millones de euros y está en espera de refrendo en el Consejo de Ministros.

   Montalbán encuentra que esta intención es en principio positiva, pero advierte de que "no es coherente" con medidas como la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local que dejará sin competencias en servicios sociales a los ayuntamientos, y, por tanto, sin responsabilidades en materia de atención a mujeres víctimas de violencia de género.

   Esto, a su juicio, "no parece que concuerde" con la supuesta intención de reforzar la prevención que tiene la Estrategia, ya que si se trata de "abrir caminos" para prevenir la violencia de género "en los primeros peldaños" no se puede obviar que "la administración local es un peldaño primario y que además, ha demostrado ser muy importante en la lucha contra la violencia de género en todos estos años".

   "Me preocupa mucho, porque realmente los ayuntamientos, desde que empezó la preocupación institucional por este problema de la violencia de género están haciendo una labor muy importante, y en muchos casos son sus asistentes sociales las que detectan posibles malos tratos, las que escuchan por primera vez a las mujeres, las que saben en qué situación están los niños, las que las pueden informar de las ayudas que pueden recibir", ha explicado.

   En su opinión, "si se suprime esto, evidentemente se va a suprimir una de las primeras redes de apoyo a las mujeres". "Espero que en el trámite parlamentario se reconozca la gran labor que vienen haciendo los ayuntamientos en materia de asistencia y acompañamiento a las víctimas de violencia de género y que finalmente, se reconsidere esta decisión y se reconozca esta competencia", ha señalado.

   Asimismo, ha denunciado que es "contradictorio que se elimine en la reforma educativa la (asignatura) Educación para la Ciudadanía" y que mientras tanto, "en esos 277 puntos de la Estrategia no se contemple ninguna medida concreta respecto al contenido curricular que va a tener la materia de igualdad y violencia de género en la educación secundaria, que no se contemplen medidas concretas sobre qué materiales se van a utilizar para difundirlo y que no se concrete qué horas de formación va a tener el profesorado en esta materia".

   "Si tenemos ya perfectamente establecido que la vacuna contra la violencia es la educación, me parece contradictorio que se elimine en la ley la Educación para la Ciudadanía. Es un tema que espero que finalmente sea resuelto porque sólo podremos intervenir en el aprendizaje de nuestros jóvenes y evitar la reproducción de comportamientos machistas si intervenimos enseñando igualdad y resolución pacífica de conflictos", ha asegurado.

LA MULTA NO PUEDE SER UNA OPCIÓN

   Por otra parte, en cuanto a la reforma del Código Penal, Montalbán ha llamado la atención sobre el hecho de que aún mantiene la multa como pena posible en casos de violencia de género, aún cuando "la experiencia ha demostrado que es totalmente inadecuada" en estos casos porque, "al final, es utilizada por el marido como instrumento de presión sobre la mujer".

   "O se lo descuenta de la paga semanal o del pago de la hipoteca o de cualquier otro tipo de gasto común. No es idónea para los delitos de violencia de género y esperemos que se respete finalmente la situación actual, donde se contemplan otras penas alternativas", ha dicho Montalbán, quien considera que "la Estrategia debería ser coherente con las reformas que se introducen en el Código Penal".

   En este sentido, ha recordado que el CGPJ ya informó el anteproyecto advirtiendo de que había "determinadas normas que olvidaban las características específicas de la violencia de género" y, "afortunadamente, muchas de las recomendaciones van a ser asumidas en el texto final", como incorporar el agravante de maltrato habitual en presencia de hijos menores o en el domicilio habitual o respetar la sanción de la vejación injusta, que había desaparecido pese a ser "el primer eslabón de la cadena del maltrato".

    "Espero que estas medidas se concreten más y aparezcan más coherentes", ha añadido.